Archivos para diciembre, 2012


Panoramica Puerto de San José

                Después de los extraordinarios días e inmersiones pasadas en Cabo de Palos, donde pudimos ver más meros y abadejos de los que hubieramos podido soñar, tocaba hacer nuevamente las maletas, almacenar el equipo y empaquetarlo todo para poner rumbo al  último paraíso de nuestras  vacaciones: el Parque Natural de Cabo de Gata-Nijar. Después de la comida del domingo y de haber realizado nuestras últimas inmersiones nos tocaba  despedirnos de nuestros amigos. Cada uno puso rumbo a donde le tocaba, ellos al gris urbanita de Madrid y nosotros a los dorados del desierto.

Antonio, Kiki y Celia en Isleta del Moro, después de compartir una inmersión.

                       El viaje lo hicimos sin contratiempos, aunque poco a poco fue cayendo la noche sobre nosotros, como un manto suave de estrellas que anunciaba una meteorología calmada y brillante. Llegamos a nuestra siguiente parada, el Camping de los Escullos (San José, Almería) a eso de las 22:00 horas por lo que inmediatamente después de concluir todo el papeleo en recepción nos fuimos al restaurante para cenar algo. Aun nos quedaba montar el campamento y preparar el equipo para las inmersiones del día siguiente.

                   Pero ya estábamos allí. Nuestra aventura en las cristalinas aguas del Cabo de Gata comenzaba en ese instante. Unos días después de nuestra llegada nuestro amigo Kiki se acercó para acompañarnos en una inmersión. Fue un día fantástico, que concluimos con una estupenda paella en la Isleta del Moro, un espectacular paraje digno de cualquier película de piratas berberiscos. Pero os dejo ya con el vídeo que pudimos grabar sobre esta zona de buceo. Más abajo, como siempre, continúa la información y nuestra invitación personal para que conozcáis este salvaje entorno. Lamentablemente cuando acabamos las inmersiones en Cabo de Gata se acababan nuestras vacaciones y el proyecto MDR (Mediterranean Dive Raid). Con cierto sin sabor empaquetábamos nuestras cosas, pero también con alegría, por haber descubierto nuevos sitios y haber dejado otros en el tintero para propiciar futuros viajes. Por que lo bonito del fin de una aventura es precisamente eso, que falta menos para que empiece otra.

El Parque Natural de Cabo de Gata-Nijar

            Este espacio natural, situado en la provincia de Almería, ostenta el privilegio de haberse convertido en el primer espacio marítimo terrestre protegido de la comunidad andaluza. La parte terrestre de este hermoso territorio contiene una de las zonas más resecas y áridas de Europa, pero de su encuentro con las cálidas aguas del Mediterráneo surgen maravillas. Por si fuera poco la geología de la zona contiene una gran abundancia de sustratos volcánicos, propiciando que las coladas de lava hayan formado playas fósiles y unos fascinantes fondos marinos.

                Estos fondos, de una inusitada riqueza, albergan una de las poblaciones más desarrolladas de Posidonia, la maravillosa planta del Mediterráneo. Ya pudimos contemplarla en toda su expresión mientras visitábamos la reserva marina de Tabarca, pero los fondos almerienses representan quizás la zona más al sur de la costa española donde aun prospera con fuerza, pese a la esquilmación y contaminación que año a año aumenta en el Mediteraneo.

Dibujo esquemático de la Corriente Almería/Orán, creando la frontera del Mar de Alborán.

                         Oceanográficamente un dato a tener en cuenta es la corriente Almería-Orán, corriente marina que actúa de frontera entre el Mediterráneo y el pequeño Mar de Alborán, antesala mediterránea del Océano Atlántico. Esta corriente, fruto de la interacción entre las frias y poco salinas aguas del atlántico (ligeramente modificadas en Alborán) y las cálidas y más saladas aguas del Mediterráneo, actúa también como frontera biológica, siendo un eficaz dique capaz de mantener a un lado de él a especies (plantas  y animales) que no se dan al otro lado. Cabo de Gata, por tanto, metido de lleno en la parte más mediterránea, nos permitía ver peces no habituales en el Alborán (al que estamos más familiarizados) como el escribano (Serranus scriba), un bonito serranido de breados dorados. Pero indudablemente esta corriente marina también favorece la riqueza biológica de la zona, como ocurre en la zona de buceo del Vaporcito, pecio famoso por sus cardúmenes y por lo complicado de sus corrientes. Esto es así por que el Vaporcito se encuentra en plena correa de transmisión Almería-Orán (no por que un maléfico hado se empeñe en que no buceemos allí).

          En Cabo de Gata nos vamos a encontrar fundamentalmente tres tipos de fondos marinos: Fondos arenosos (los más abundantes), fondos poblados por especies vegetales y fondos rocosos. Pero veamos brevemente algo sobre estos sustratos.

Fondos Arenosos. Formados por arenas de diferente grosor suelen estar pobladas por diferentes especies de almeja, gibias y salmonetes.

Fondos Vegetales. Poblados fundamentalmente por dos especies de farenógamas, la Posidonia oceanica (Posidonia) y la Cymodocea nodosa (Seba). Estas plantas retienen el sustrato evitando la erosión costera,  generan una gran cantidad de oxígeno y sirven de refugio para multitud de invertebrados y peces. Requieren una gran cantidad de luz, por lo que se las puede considerar un marcador biológico de la calidad y claridad de las aguas. Su importancia y conservación es, por tanto, vital.

Fondos Rocosos. Pese a ser los fondos menos frecuentes, surgidos de los desplomes de roca, sus oquedades y contraluces ofrecen uno de los paisajes más espectaculares y bellos de la reserva. Son destacables la implantación del coral anaranjado (Astroides Calycularis) y el falso coral (Myriapora truncata). Entre los peces nos encontramos los sargos, meros, falsos abadejos y toda la pléyade de habitantes de la roca.

    La protección de la reserva marina se realiza diviendo las aguas que la conforman en dos zonas: aguas interiores y aguas exteriores. Para delimitar las aguas interiores se traza una linea imaginaria que va pasando por todos los cabos y puntos promintes de la costa. Las aguas que quedan de esa linea imaginaria hacia la costa son aguas interiores (reguladas por la administración autonómica) y de esa linea hacia la milla paralela a la linea de costa serían las aguas exteriores (competencia de la administración central).

Mapa Reserva marina Cabo de Gata

Mapa de la Reserva Marina de Cabo de Gata/Nijar

             Dentro de la Reserva se han catalogado cinco zonas tipo A o de Reserva Integral, objeto de una especial protección. Estas zonas coinciden con Cabo de Gata, Morrón de los Genoveses, Punta de Loma Pelada, Punta de la Polacra y Punta de la Media Naranja. En las zonas de reserva integral esta prohibida cualquier actividad, incluida el buceo autónomo. En las zonas de agua interior y exterior está permitido el buceo, quedando completamente prohibida la pesca submarina en toda la reserva. Solo se permite la pesca profesional con métodos artesanales a las embarcaciones debidamente censadas, propiedad de pescadores tradicionales de la zona.

Centro de Buceo Alpha

Barco Alpha Buceo

Barco de Buceo del Centro Alpha (Fotografía Centro de Buceo Alpha)

           Para explorar esta magnífica zona nos decidimos por el Centro de Buceo Alpha, siguiendo las recomendaciones de nuestro instructor, “Boychi” González, situado en el puerto de San José, a escasos 15 minutos en coche desde  el camping en el que dormíamos.

                El centro está situado completamente al final del puerto, justo cuando creéis que se va a acabar. Hay una barrera que limita el acceso en coche de los visitantes, pero si llamáis al centro de buceo os la abrirán para que podáis acceder con el equipo con comodidad.

O

                     El Centro de Buceo Alpha dispone de amplias instalaciones, de más de 600 metros cuadrados, con duchas de agua caliente y una amplia zona de endulce en el exterior, lo que facilita el posterior secado de los equipos. La zona de embarque está muy cerca, a tan solo veinte metros del centro, que dispone de dos barcos rápidos con los que llegar a todas las zonas de inmersión.

                         Nada más llegar nos recibió Marian Montes, alma mater del centro y encargada de organizarlo todo para que siempre salga perfecto.  Siempre con una sonrisa en la boca, su amabilidad hizo que rápidamente nos sintiéramos como en casa, adaptándonos sin dificultad  a la rutina del centro. En las inmersiones, a parte de Miriam (que se mueve bajo el agua como una auténtica sirena), nos sirvió de singular guía Daniel “Dani” del Ordi, tranquilo en superficie, seguro bajo las olas del mar. Pero no solo estaban ellos dos. Detrás del Centro de Buceo Alpha hay un magnífico equipo de gente, conocedores de su entorno y dispuestos a dar el máximo para que las actividades se desarrollen en un entorno agradable, divertido y seguro.

Alpha Centro Buceo

www.alphabuceo.com

Puerto Deportivo de San José (Almeria)

Tlf: 950 38 53 21 / 609 91 26 41
email: base@alphabuceo.com
 
O

Zonas de Inmersión

                 Partiendo del Puerto de San José hay un gran número de zonas de inmersión, todas accesibles con los barcos de Centro de Buceo Alpha.  Entre todas ellas destacamos las siguientes.

  • El Vapor: Sin duda la inmersión más emblemática del parque, por su dificultad y belleza. Situada una milla mar adentro, al Suroeste del faro de Cabo de Gata. El Arna, un vapor mercante que se hundió alrededor de los años 30 al chocar con uno de los bajos de la zona, reposa en un fondo de arena y cascajo, con una cota máxima de profundidad de 42 metros y mínima de 28. A su alrededor muchísima vida, pero al ser una inmersión complicada se requiere un nivel mínimo de Avanzado y bastantes inmersiones de experiencia.
  • Los Burros: Inmersión en mar abierto, a 200 metros de costa, sobre unas grandes rocas a 22 metros de profundidad.  Meros y grandes bancos en el azul.
  • La Punta del Castillo: Inmersión muy sencilla, de roqueo, con una profundidad máxima de 13 metros y mucha vida pequeña entre las grietas.
  • Cala Higuera: Inmersión sencilla muy cerca del Puerto de San José, sobre un fondo cubierto de Posidonia y no más de 12-13 metros de profundidad.
  • Las Hermanicas: Inmersión que ofrece una visión general de los fondos del parque, arenosos, de posidonia y rocosos. No más de 12 metros de profundidad.
  • El Túnel Naranja: Inmersión en la que se pasa por un tunel completamente tapizado de coral anaranjado. Profundidad máxima de 12 metros. No es dificil, pero hay que controlar bien la flotabilidad para no dañar el delicado coral.
  • La Piedra de los Meros: Situada mar adentro, frente a la Isleta del Moro. Inmersión con cierta dificultad ya que pueden existir corrientes. Se baja por un cabo hasta los 25 metros, siendo la profundidad máxima 32 metros.  Meros y grandes peces, aunque el tiempo de fondo es un poco limitado (no más de 20 minutos con aire).

Lecturas Recomendadas

  • GUIA DE LOS FONDOS MARINOS DEL MEDITERRANEO.
    HENRY AUGIER, OMEGA, 2008. Esta obra muestra un extenso panorama de los fondos marinos del mar Mediterráneo. Además de describir con detalle la fauna, indica el lugar de las diferentes especies dentro de las comunidades y los ecosistemas. Esto constituye una ayuda eficaz para quienes deseen descubrir los organismos marinos en su medio vital. Esta guía puede considerarse una iniciación práctica a la ecología marina mediterránea. Entre los muchos temas que trata podemos destacar: nacimiento del Mediterráneo; mar amenazado; zonas marinas protegidas; origen de las especies; nociones de ecología marina; los fondos rocosos; los fondos móviles; praderas y céspedes bajo el mar; descubrimiento de pecios; lugares de observación y buceo- Francia, Italia y España con Cataluña, Valencia, Murcia, Andalucía e islas Baleares
  • FLORA Y FAUNA SUBMARINA DEL MAR MEDITERRANEO. MATTHIAS BERGBAUER, BERND HUMBERG, OMEGA, 2001. Esta obra muestra las especies submarinas mediterráneas más frecuentes y de mayor interés. Con una profusa información biológica, este libro es una guía de identificación y también una obra de consulta. Describe más de 360 especies, entre ellas 30 algas, 249 invertebrados y más de 80 especies de peces. Todas las especies están ilustradas con fotografías tomadas en su hábitat natural.
  • EL MAR MEDITERRANEO I.
    ROBERT HOFRICHTER, OMEGA, 2004.  Este primer volumen, de los tres que forman El mar Mediterráneo, constituye una unidad en sí mismo, proporciona una amplia visión de conjunto de los conocimientos geológicos, geográficos, hidrográficos y, sobre todo, bioecológicos de la región mediterránea. Cientos de gráficos especialmente elaborados para esta obra ilustran los fenómenos, procesos y conceptos tratados en los diez capítulos de que consta. Numerosas tablas resumen los resultados de amplias investigaciones. Los recuadros resaltados en color aclaran fascinantes aspectos de la biología del mar Mediterráneo. Impresionantes fotos en color de los ecosistemas mediterráneos y sus seres vivos acompañan todo el texto. La enorme cantidad de información, la claridad de la exposición y el atractivo diseño convierten este libro en una obra de consulta imprescindible y, a la vez, de lectura muy amena.
  • EL MAR MEDITERRANEO (VOL. II-I). ROBERT HOFRICHTER, OMEGA, 2005.  La Guía sistemática y de identificación, el segundo volumen de los tres que forman El mar Mediterráneo, presenta la fauna y flora del Mediterráneo en toda su pluralidad y fascinación. Lleno de gráficos y fotografías en color, no sólo ofrece un amplio panorama de los microorganismos, hongos, plantas y animales inferiores de este hábitat marino, sino que sus minuciosas descripciones individuales permiten a biólogos, buceadores y aficionados a la naturaleza clasificar miles de especies de los grupos más diversos.

Enlaces Recomendados