Archivos para abril, 2012


             Parece ser que poco a poco uno de los sueños que tenía cuando cree este blog se va haciendo realidad:  servir de punto de encuentro de aventureros que sienta este rincón de la web como su propia casa. Y ciertamente últimamente estamos teniendo colaboraciones de nivel.

          La semana pasada  Boychi me pasó un DVD con unas imágenes que habia logrado tomar en el viaje que realizó a Malasia en el año 2010. En concreto se trataba de filmaciones, sin editar, de sus inmersiones en la Isla de Sipadan. Cuando llegué a casa y metí el DVD en el ordenador las exclamaciones de sorpresa empezaron a salir por mi boca. ¡Que maravilla de imágenes! Apenas necesitaban un leve retoque de color para resaltar la belleza de la vida submarina en ese paraiso. El video lo podreis ver más abajo. Antes unos cuantos datos sobre este extraordinario lugar.

Sipadan, la Isla de las Tortugas

Fotografia de Ali Watters

       En 1984, durante el rodaje de su documental Borneo: El Fantasma de  Isla Tortuga, el legendario explorador oceánico Jacques Costeau dijo “He visto otros lugares como Sipadan, pero hace 45 años. Ahora hemos encontrado una virginal obra de arte.”

       Sipadan es la única isla oceánica de Malasia, elevandose 600 metros sobre el fondo oceánico. Está localizada en el Mar de Célebes, más allá de la costa este del estado malayo de Sabah. La formación de la isla se produjo debido al crecimiento de coral sobre la cima de un antiguo volcan, ya extinto. La isla está situado en un punto biológico de gran relevancia, encontrandose aqui una variadísima fauna y descubriendose practicamente cada año nuevas especies. Hasta el momento han podido ser clasificadas más de 3000 especies de especies y cientos de corales.

          En 1933 Sipadan fue declarado Santuario de Aves por el Gobierno Británico, debido a que era un punto de parada obligatoria para las aves migratorias. En 1964 la isla pasa a formar parte de la Reserva Nativa de Huevos de Tortuga de Sabah, la región de Malasia a la que políticamente pertenecía. Aunque esta zona era conocida ya por buceadores de Borneo, fue en 1984 con la película del Comandante Costeau “Ghost of the sea Turtles”, traducido deficientemente al español como El Fantasma de Isla Tortuga, cuando la isla cobro fama mundial.

                 Desgraciadamnete esta fama mundial provocó que hacia 1990 en la pequeña isla, de un kilómetro escaso de largo por 200 metros de ancho,  se construyeran cinco resorts para dar cabida a los buceadores de todo el mundo que viajaban hasta este lugar.  En 1992 la Doctora Elisabeth Wood, de la Marina Británica, reportó un clarisimo deterioro en la barrera de corales de la isla debido en el empeoramiento de la extraordinaria claridad de sus aguas. En 1996 la tormenta tropical Greg destruye algunas partes poco profundas de su arrecife, desastroso hecho que se une a la detección del aumento de algas que enturbiaban las aguas, producto del vertido poco filtrado de residuos sanitarios desde los resorts.

              En el año 2000 una guerrilla del frente Abu Sayaff secuestra  a 21 buceadores extranjeros y al personal de los resorts. Fueron mantenidos durante un año y solo fueron liberados a cambio de cantidades millonarias, lo que hizo que el buceo internacional perdiera confianza en la zona. En 2002 la isla declarada parte de Malasia por la Corte Internacional de Justicia, dirimiendo un antiguo pleito entre este estado e Indonesia, que también se adjudicaba la propiedad de este territorio. Parece ser que esta efectiva toma de propiedad de la isla redundó en el beneficio de esta. En 2004 el Gobierno de Malasia ordena a todas las empresas que estaban operando en la zona que debían mover todas sus estructuras fuera de la isla antes del 31 de Diciembre de 2004. Lo que hicieron estas empresas fue mover sus resorts hasta islas cercanas, desde las que lanzaban lanzaderas hasta Sipadan.

      En 2005 el Gobierno de Malasia crea el Parque Marino de la Isla de Sipadan, mejorando de una manera amplia la protección del delicado ecosistema. Ahora el acceso a la isla está permanentemente controlado, dándose permisos solo para 120 buceadores por día e imponiendose una pequeña tasa por buceo. En 2006 un carguero que transportaba materiales de construcción accede a la isla violando los acuerdos y destruyendo parte de el arrecife de la zona de Barracuda Point. El objetivo aparentemente era crear una serie de infraestructuras para los turistas.

         En 2011 finalmente se hacen efectivos los acuerdos de protección de la isla. Ya no queda ningún resort en ella y ya no está permitido pasar la noche alli, lo que está permitiendo que el delicado ecosistema se recupere poco a poco.

 Principales Zonas de Inmersión

 

Se puede bucear en Sipadan durante todo el año, aunque obviamente las mejores condiciones se producen entre abril y diciembre, siendo las mejores julio y agosto.

  • (1) Barracuda Point (Punto Barracuda). (4° 7.254′ N 118°, 37.758′ E). Aunque lógicamente no pueden existir garantías, este punto se recomienda como uno en el que existen grandes posibilidades de encontrar algún gran banco de barracudas, en concreto de barracudas de aleta negra (Sphyraena genie).
  • (2) Coral Garden (Jardines de Coral). (4° 7.306′ N, 118° 37.936′ E). Aparentemente esta es la zona ideal para el fotógrafo subacuático. En aguas poco profundas se pueden contemplar una amplia representación de los especímenes más visitados en otras zonas de la isla, sostenidos por una esplendida colonia de coral.
  • (3) The Drop Off (La Dejada). (4° 7.056′ N, 118° 37.603′ E). Situado en la parte norte, junto al muelle de la isla. Tanto a Este como a Oeste hay excelentes inmersiones donde contemplar magníficos bancos de peces.
  • (4) Hanging Gardens (Jardines Colgantes). (4° 6.56′ N, 118° 37.517′ E)Una pared de coral repleta de salientes  y recubierta de corales, esponjas, gorgonias y otros animales que dotan a esta inmersion de un colorido escepcional.
  • (5) Sipidan Midreef (Arrecife medio de Sipadan). (4° 6.691′ N, 118° 38.15′ E) Se trata de un espectacular muro que desciende hasta las profundidades, favoreciendo la presencia de peces. Hay que tener cuidado con posibles corrientes ascendentes procedentes de las profundidades.
  • (6) South Point (Punto Sur). Situado lógicamente al sur de la isla (4° 6.196′ N, 118° 38.046′ E). Lugar frecuentado por tiburones de punta blanca y algún tiburón leopardo (Triakis semifasciata). Es un sitio ideal para ver bancos de peces loro jorobados (Bolbometopon muricatum)
  • (7) Staghorn Crest (Cresta del Staghorn). Zona situada al sur de la isla (4° 6.286′ N, 118° 38.133′). Un jardin de corales Staghorn (Cuerno de Ciervo, Acropora cervicornis) en aguas poco profundas. Numerosas grietas, cuevas y balcones facilitan el sustento de la vida, permitiendo la observación de grandes meros y otros peces roqueros.
  • (8) Turtle Cavern (Caverna de la Tortuga). Al norte de la isla (4° 7.163′ N, 118° 37.754’E). Gran caverna idealizada como el lugar donde las tortugas van a morir, debido al gran número de esqueletos de este animal que se encuentran en su fondo. La razón sin embargo es otra. Los animales acceden a este punto y, desorientandose, son incapaces de encontrar la salida muriendo ahogadas. Debido a que la cueva esconde un entramado de tuneles se recomienda ir acompañado por un guia en todo momento.
  • (9) Whitetip Avenue (Avenida Puntasblancas).  Zona situada al Noroeste de la isla (4° 6.962′ N, 118° 38.12′ E) . Como su nombre indica es el lugar ideal para la observación de tiburones puntas blancas (Triaenodon obesus). Tambien son ocasionales las observaciones de tiburones grises (Carcharhinus amblyrhynchos).

Sipadan 2010, el video

              A continuación os dejo con el video grabado por Boychi durante su viaje a malasia en 2010. En el podreis ver tortugas marinas, tiburones de puntas blancas, peces loro jorobados, grandes bancos de barracudas, jibias apareándose, grandes meros y un sin fin de vida, con una claridad que desborda.

 

              Cómo sabeis Boychi dirige el Centro de Buceo Open Water La Herradura, en  La Herradura (Almuñecar, Granada). Podeis saber más de los viajes que organiza poniendoos en contacto con él a través de su web:

 www.openwater.es

Lecturas Recomendadas

 Si estais pensando en realizar un viaje a estas maravillosas aguas no podeis menos que prepararos para ello, y una buena lectura contribuirá a ello. Esta es nuestra selección:

  • Malasia, Singapur y Brunei, Guía Lonely Planet. Estacompleta guía ayudará al viajero a descubrir la tierra de las mil y una aventuras en lugares como el sendero de los Cazadores de Cabezas o el tren de la jungla, perfecto para recorrer la malasia peninsular a través de los bosques tropicales más antiguos del planeta. Además, la fauna más variada formará parte del viaje: desde un loro médium dispuesto a leer el futuro en el little India de Singapur hasta las tortugas de 750 kg, oriundas de las playas Cherating.. Información exhaustiva dedicada a los deportes de aventuras: buceo, submarinismo, espeleología y observación de aves.
    . Los datos más fiables recogidos por cinco autores en 2.731 horas de investigación sobre el terreno.
    . Una completa relación de empresas de desarrollo sostenible para que el viajero pueda tomar la decisión más adecuada.
  • Peces Coralinos de Arrecife: Del Indo-Pacífico al Caribe.  Ewald Lieske; Robert Myers  (Omega, 1998). Esta guía incluye todos los peces que pueden observar aquellos que visiten o buceen en los arrecifes coralinos a una profundidad de sesenta metros. De interés también para los acuariófilos que deseen documentarse sobre las especies que ya poseen o para conocer las características de sus próximas adquisiciones. Se describen 2074 especies, ilustradas con más de 2500 láminas, donde los peces aparecen en las principales formas en que es posible verles (macho, hembra, joven) o según las variedades geográficas.

Anuncios

              Al poco de comenzar a realizar inmersiones con nuestro instructor, Boychi, nos percatamos de la presencia de un hombre que no perdía la ocasión de  realizar una inmersión, si el tiempo lo permitía. Se trataba de Carlos González, padre de Boychi y conocido por todos como Charlie. Con un espíritu afable e increiblemente jovial nos regalaba los oidos con mil y una experiencias de buceo. Y no es para menos. Charlie viene buceando desde el 73, cuando eso era prácticamente materia de ciencia ficción en España y muy alejada del uso popular que tiene hoy día. Recientemente Charlie adquirió una cámara  de video XTC, igualita a la que perdí yo recientemente en las cumbres de Sierra Nevada. Como quiera que Charlie es un buzo extraordinario, habiendo podido tomar algunas secuencias más allá de la frontera de los 40 metros, y que yo ando ahora haciendo mis pinitos con los montajes de video, le sugerí que me pasara sus imágenes para que pudiera editarselos. El video lo podreis ver más abajo, pero antes no me he podido resistir a hacerle algunas preguntas, que nos permitirán conocer aun más el perfil de este buzo sexitano de adopción.

Del Monte a la Mar (DMM) – ¿Cómo fue tu primer encuentro con el mar?

      Carlos Gonzalez (Charlie) – Nací en Madrid y a pesar de eso siempre me he sentido atraído por el mar, los peces y el agua en general. Como muchos niños disfrutaba en vacaciones poniéndome unas gafas y un tubo para poder observar ese otro mundo. Fue en el año 73 cuando vine a vivir a Almuñécar y empecé a hacer pesca submarina por esta zona. Es una iniciación como la que han tenido muchos jóvenes de mi edad. Pero algo que cambió radicalmente mi relación con el medio marino fue cuando unos franceses que estaban buceando con botellas me dejaron el resto de aire que quedaba en una de ellas y me di una vuelta. De pronto todo cambió. Ya no había que apresurarse a volver a la superficie. ¡Podía respirar debajo del agua! Ahora tenía tiempo para fijarme en muchas cosas que siempre habían estado allí pero que ignoraba por la premura del tiempo de inmersión en apnea. Ese momento nunca lo podré olvidar.

           (DMM) – ¿Qué es lo que has encontrado en el azul para enamorarte de tal manera que lo has convertido casi en tu segunda casa?

             (Charlie) – Como te decía, siempre he sentido esa atracción por el mundo marino. Más tarde cuando hacía pesca submarina se vio acentuada por ese sentimiento atávico de cazadores que todos los humanos llevamos dentro de nuestro ser, de igual modo que la atracción por el fuego u otras costumbres que seguimos guardando en nuestro primitivo ADN. 
             En mi caso, comienza a ser preocupante esa continuidad después de tantos años, porque disfruto igual ahora como al principio con las inmersiones. Puede ser la tranquilidad que se vive allí abajo; Puede ser la falta de gravedad; Puede ser la curiosidad por convivir con todos esos animales que están en ese otro medio; Puede ser por compartir inquietudes con otros buceadores llegando a entablar entrañables amistades; Puede ser porque te permite huir de los problemas de esta vida terrena… Probablemente por todas esas razones.

 (DMM) – Entonces, ¿Pesca submarina o Buceo con botellas?

         (Charlie) – La pesca submarina puede ser una pasión. Una pasión obsesiva para algunos, que ven como progresivamente van adquiriendo mayores facultades para tal deporte. Bajan más, aguantan más tiempo sin respirar debajo del agua, aprenden a prever las reacciones del pescado… pero cada vez esas facultades les acercan más al accidente y al llamado “síncope del apneista” que en ese medio es frecuentemente mortal. Los buenos pescadores capturan muchos peces. Es una alegría que se siente que es difícil de describir. Lo malo de esto es que esa alegría dura lo que la vida del pescado. Un pescado que, según el pescador, está en el fondo del mar y “no es de nadie”. Como ya he dicho, yo empecé como pescador y he cambiado totalmente mi forma de pensar a este respecto. Ahora pienso que por el contrario, esos peces “son de todos”. Si se mata un pescado, se priva a todos los cientos de buceadores que vienen a nuestra Costa Tropical del disfrute de ese espectáculo. Es pues, egoísta por su parte tal actitud y consecuentemente tal deporte. Sé que ellos no lo ven así y no se les puede culpar de ello pero no cabe duda de que sería mucho más solaria tener un paisaje submarino lleno de vida en lugar de uno desértico. Así todos podríamos disfrutar de esos “peces de todos” y no solo unos pocos, matándolos.  

(DMM) – Has conocido otros fondos del mundo, ¿verdad?

          (Charlie) – Si. No tantos como yo quisiera, pero he buceado en la Costa Azul, en Croacia, en Turquía, en Malta, en Túnez, en Marruecos, en Portugal, en Kenia, en Egipto, en Costa Rica y en Cuba. Cuando yo empecé a bucear casi nadie salía de España sino para ir a trabajar. Ha sido luego, con el desarrollo del país que la gente empezó a viajar por placer y últimamente es muy fácil encontrar ofertas para ir una semana a Indonesia o Papúa Nueva Guinea, al otro lado del mundo, cosa impensable en otras décadas.

               (DMM) – Y en España ¿Que fondos recomendarias como visita obligada?

(Charlie) – Lo que más conozco, por supuesto, es el Mediterráneo. Las Baleares nos ofrecen unas aguas clarísimas pero muy pobres de vida. Otro tanto en la Costa Brava. En cuanto al Atlántico y el Mediterráneo cercano al Estrecho el agua es más turbia en general pero tienen más nutrientes y por consiguiente, más vida también. Las Canarias son muy interesantes para el buceo por la temperatura templada y claridad de sus aguas complementado todo ello con su rica fauna y precio asequible. 

           No cabe duda de que lo más interesante para bucear, son las reservas marinas que con más o menos éxito, de acuerdo a la mayor o menor vigilancia, son oasis de vida dentro del agonizante Mare Nostrum. Entre estas reservas, destaca en primer lugar, Cabo de Palos en Murcia, para mis amigos y yo una maravilla digna de ser imitada, copiada y repetida por toda nuestra geografía con el aliciente de la relativa cercanía en la que se encuentra de nosotros. Otras reservas comparables pueden ser las Islas Medas en Cataluña y las Islas Columbretes frente a Castellón. Sin embargo la distancia hasta las primeras y la dificultad de una travesía de 30 millas en las segundas, las hace poco accesibles. Dentro del Mediterráneo está la isla de Alborán que he conocido en diferentes situaciones: Destacamento militar primero, luego abandono absoluto que dio lugar a un estado totalmente anárquico y de piratería y ahora de reserva integral por lo que es prácticamente imposible acercarse a la isla. Resumiendo: Cabo de Palos.

(DMM) – Cual ha sido tu inmersión favorita, donde más disfrutastes, en tu vida como buceador?

            (Charlie) – Creo que si tengo que elegir un sitio entre los que conozco, sería la Isla del Coco en el Pacífico. Una pequeña isla perdida en medio del océano donde confluyen varias corrientes que hacen de este entorno un sitio con mayor número de animales marinos del planeta. Grandes manadas de peces martillo, tiburones punta blanca, acompañados de enormes grupos de carángidos y en general todo tipo de peces. Pero la inmersión con más adrenalina fue la que se hace por la noche en medio de cientos de tiburones punta blanca que en su ciega oscuridad de la noche salen a cazar peces que se ocultan como pueden entre las piedras y corales en medio de un frenesí. Es imposible describir tal espectáculo. A todos nos roía la duda de lo que hubiera podido pasar si uno solo de ellos se hubiera equivocado y por error mordiera a alguno de nosotros, caso que nos aseguraron, nunca había sucedido pero que a todos nos asustaba, 

         El Mar Rojo también es un lugar que reúne muchas ventajas: Agua clarísima y caliente, mucha fauna de interminable colorido y también, ¿Por qué no decirlo? con un precio muy asequible teniendo en cuenta las distancias y el confort de los barcos en los que, sobre todo, se bucea intensamente durante casi todo el día. En realidad se va a eso: a bucear. Por ello, yo ya he ido nueve veces allí y nunca me ha defraudado.

 (DMM) – Y de todos los rincones del mundo eliges a Punta de la Mona como tu paraiso particular ¿Qué tiene que ofrecer esta inmersión?

         (Charlie) – Vamos a ver… Las circunstancias me trajeron en su día a este rincón del mundo, que como todo en la vida, tiene sus ventajas e inconvenientes. Almuñécar y la Herradura reúnen una serie de cosas que en mi caso, se acercan a la perfección. La Punta de la Mona es un sitio que nunca te defrauda: Principalmente siempre puedes bucear allí. Haya poniente o levante siempre puedes encontrar resguardo. El roqueo (que es donde vive principalmente todo el pescado) llega hasta los 50 metros de fondo, lo que permite regenerarse a las diferentes especies autóctonas porque los pescadores submarinos no llegan en apnea hasta esa profundidad. Por otro lado, al ser un cabo origina muchas corrientes que ayudan a la alimentación de todas sus especies marinas.

Probablemente sea yo la persona que más veces haya buceado en la Punta de la Mona. No sabría decir ni por aproximación cuantas, después de tantos años. Y sin embargo, cada vez que vuelvo a hacerlo, descubro algo nuevo, alguna cueva que había pasado por alto…etc.

(DMM) – ¿Cómo era antes y cómo es ahora el buceo?

       (Charlie) – Cuando llegué a Almuñécar el material de buceo era escasísimo y muy precario. Me acuerdo que se “reciclaban” botellas de aire comprimido de algunos aviones. Se aprendía a bucear sin ningún método y con casi ningún medio. Había un solo compresor en la gasolinera de La Herradura que muy frecuentemente estaba averiado. Ningún control ni de botellas ni de compresor ni de nada de nada. Los reguladores que se usaban solían ser de algún francés que lo vendía al terminar sus vacaciones. No existían los Jackets ni los octopus y se buceaba con lo imprescindible. Se buceaba con tablas, ya que faltaba mucho para llegar al Aladin. Aproximadamente se decía que había una regla “de andar por casa” que nos permitía estar dentro de la seguridad: 30 minutos a 30 metros de profundidad había que hacer 3 minutos de descompresión a 3 metros. (Totalmente insuficiente y peligroso) Por eso eran frecuentes los casos de ataques de descompresión, muy difíciles de tratar porque casi no había cámaras exceptuando la de la Armada de Cartagena.

Por eso, hoy en día, se bucea con una seguridad infinitamente mayor que entonces y al disponer de más dinero la gente se compra lo necesario para bucear como Dios manda.

(DMM) – A juzgar por lo que has visto y ves ahora ¿Qué se podría hacer para mejorar la situación?

       (Charlie) – Hoy en día, hay mucha menos fauna en general en el mar. Da pena ver esos paisajes vacíos que antes estaban llenos de vida. Sin embargo, al contrario de lo que pasa en tierra, el mar es muy agradecido y bastaría con ponerse de acuerdo para dictar normas y leyes para hacer respetar diferentes zonas delimitadas claramente con vedas y declaración de reservas marinas. Además se haría necesaria una estricta vigilancia día y noche para su mantenimiento. Al cabo de una década se volvería al estado en que se encontraban en el pasado.

          Con esa misma intención, se debería fomentar el hundimiento de barcos que se encuentran en estado ruinoso en muchos puertos españoles que servirían de arrecifes artificiales que tan buenos resultados están dando en otras zonas marítimas. Por un lado serían un obstáculo para los arrastreros que faenan en aguas poco profundas y por otro crearían unos hábitats que serían la atracción turística de miles de buceadores que vendrían a admirar la vida de nuestros fondos.

      De todo esto, tengo la esperanza de poderlo ver algún día.

 *******

             Y ya sin más os dejo con las magníficas imágenes tomadas por Charlie de las profundidades de Punta de la Mona. Podremos ver aqui al famoso abadejo y al mero que tanto encandilan a este buceador. ¡Que lo disfruteis!


12 de Noviembre de 2011       

       La Cueva del Malalmuerzo esta situada en Moclín, Granada, muy cerca del nacimiento  tambien conocido como Fuente del Malamuerzo. Cuando José Manuel Porcel nos propuso hacerla era por que no eran necesarios conocimientos especificos de espeleo para hacerla. En realidad la cueva no es otra cosa que una gran gatera que va conduciendo entre espectaculares salas por las que no es necesario ni rapelar ni progresar verticalmente.

Nos disponemos a iniciar el camino que nos lleva hasta la cueva

            Esta cueva esta situada en los Montes orientales, en la pedanía de Moclín. Y hacia allí nos dirigimos por la mañana, después de recoger a los diferentes integrantes del equipo espeolológico. Muy sabiamente el grupo estaba integrado por una mayor parte de espeleólogos expertos que nos cubrían, amablemente, las espaldas a cuatro novatos. Los novatos eramos José Antonio “Kiki” Martín Framit, el bueno de Fausto Ortega, listo para disparar mil fotos a la oscuridad, Luis Hernández y quien esto os escribe. Entre el batallón de expertos teniamos al que venía siendo nuestro maestro en técnicas de progresión vertical, José Manuel Porcel, un buen amigo al que tuvimos la suerte de conocer hace años durante nuestro paso por el grupo de rescate de Protección Civil Granada.  Porcel tenía el apoyo de  Jesús Molina “Chechu”, de la Sección Espeleológica del Club La Verea,  a quien conocimos en aquel momento pero que en la actualidad es un compañero habitual de aventuras y los miembros de el Club Espeleológico Aguijón. De este último Hector Jiménez, un auténtico topo, con un conocimiento esquisito de las cueva, nos sirvió de guia explicandonos las diferentes formaciones que salian a nuestro paso. Juan Carlos “K” Castillo, también del Aguijón, cerraba filas vigilando que nadie se quedara retrasado.

               La Cueva del Malamuerzo, al menos su cavidad más exterior, es propicia desde antiguo para el habitat humano debido a su posición geo-estratética. El valle en el que está situada conecta la Vega granadina con los valles del Guadalquivir, estimandose en función a la industria cerámica localizada  (Carrión y Contreras, 1979)  que viene siendo habitada al menos desde el neolítico antiguo (hacia el 8.000 A.C.). Esta ocupación se produjo por etapas hasta al menos la Edad de Bronce, teniendo tiempos de ocupación y otros en los que quedaba desierta. Tambien se han encontrado pinturas rupestres esparcidas por las partes iniciales de la cueva, entre ellas un caballo rojo, un bovido negro y numerosos puntos y figuras ideográficas probablemente de contenido religioso o simbólico.

                  El nombre del nacimiento cercano y de la misma cueva parece provenir de una antigua batalla entre musulmanes y cristianos, allá por tiempos de la reconquista. Según los cronistas, que llamaron a esta  rellerta la Batalla de Mingo Andrés, en abril de 1424 los cristianos de Alcalá de Benzayde (ahora conocida como Alcalá la Real) comandados por Don Pedro Fernandez, se encontraban realizando una incursión por los límites fronterizos de Alcalá en respuesta al quebranto que habian hecho los musulmanes de la tregua firmada hacia tres años. Al cruzar un río, Don Pedro cayó del caballo así que decidieron pararse a cobrar fuerzas y comer un poco junto al nacimiento de agua que actualmente conocemos como Malalmuerzo. Los musulmanes de Moclín habían observado su paso por lo que decidieron tenderles una emboscada. Al parecer la fuente se encontraba en la misma linea limitrofe entre ambos territorios. El ejercito moro les superaba en número, ya que se habian juntado las partidas de Moclin (caballeros) y Colomera (soldados a pie), por lo que los cristianos de Alcalá no tuvieron oportunidad y fueron aniquilados. El cuerpo de Don Pedro fue llevado a Moclín donde se le cortó la cabeza, que fue entregada a Muhammad IX el Zurdo, rey de Granada.

         Esa es, en definitiva, la historia que da nombre al lugar. Sin embargo la Cueva del Malalmuerzo tiene mucho más que ofrecer. A la parte inicial, más abierta y con algun habitáculo lateral, se añade un entramado de gateras que van conduciendo hasta salas de una increible belleza y un sin número de formaciones. Dado que la cueva no necesita ninguna progresión vertical, desarrollandose todo el recorrido en el plano horizontal, no son necesarios grandes conocimientos espeleológicos, siendo una cueva muy interesante como iniciación. Sin embargo si presenta un problema que no debemos olvidar. Su entramado de galerías puede resultar  laberíntico, por lo que es imprescindible introducirnos en ella acompañados  por alguien con experiencia y que conozca esta cueva debidamente.

Atravesando la gatera inicial en Malalmuerzo

           A la entrada principal, en la que pronto debemos irnos encogiendo, sigue un estrecho tunel o gatera de por lo menos 50 metros de longitud que conduce a una pequeña abertura, el temido sifón de la cueva del Malamuerzo. Poniendo la espalda contra el suelo e introduciendonos de cabeza  conseguimos pasar por este estrecho paso en forma de L. A la salida nuestra mano derecha encuentra un asidero en la parte superior que nos permite hacer fuerza para sacar el resto del cuerpo.

El avance através de la larga gatera es lento, adaptandonos a los diferentes huecos de la roca.

                Accedemos de este modo a una galería más amplia, con pequeñas salas a mano izquierda. A la derecha segun avanzamos tenemos una pared con abundantes rastros de erosión. A estos rastros, en forma de rebabas, se les conoce en el mundo espeleológico como golpes de gubia y vienen producidos por los golpes de los cantos rodados arrastrados por las corrientes subterraneas. Su existencia indica un amplio caudal de agua en el remoto pasado.

Hector explica los detalles de la cueva y su evolución a lo largo del tiempo.

          Continuamos nuestro avance y una nueva gatera, bastante más corta que la anterior, acerca nuestro rostro al suelo. De repente todo se abre y accedemos a una gran sala, con grandes grupos de estalactitas, estalagmitas y otras muchas formaciones de los que desconozco el nombre.

Un breve descanso en la Sala del Queso

        Se trata de la Sala del Queso, llamada alli por que en la sala hay una gran roca que recuerda a este alimento. En el techo detectamos la presencia de murciélagos. se encuentran hibernando, por lo que tratamos de realizar el menor ruido posible. Si los despertaramos serían incapaces de dormirse de nuevo, muriendo irremisiblemente en lo crudo del invierno. y no es que tengamos hoy en día muchos murciélagos como para poder prescindir de uno solo de ellos.

Sala del Queso en Malalmuerzo

        La Sala del Queso está flanqueada por galerias y pequeñas salas, también de enorme interes debido a las preciosas formaciones que guardan. Hay numerosos casos de diminutas estalactitas excentricas, en las que el aire les ha hecho tomar formas curiosas, desafiando a la gravedad.

         Despues de examinar todos los recodos de esta sala continuamos por una nueva gatera que nos conduce hasta un agujero que, una vez más en forma de L, nos lleva hasta la última y más recondita de las salas, la que es conocida como la Sala de la Tetería.

sala de la Tetería en Malamuerzo

              Esta sala es conocida así por que en la parte central hay unas estalactitas que parecen haberse fusionado con las estalagmitas de la parte inferior y a su vez con unas plataformas de roca producto de los embalsamientos de agua y mineral a lo largo de los eones. Todo el techo está cubierto por preciosisimas estalactitas estrelladas que dan a la sala un aspecto mocarabe que permitió dotar de nombre a este reducido espacio de la cueva. No obstante, aunque pequeña, esta sala permite tener sentados comodamente al menos a diez personas. De hecho nosotros aprovechamos para comer un poco aqui y charlar durante un largo espacio de tiempo. Hector nos dió una clase magistral del fenómeno de producción de cuevas, propiciados por la lluvia, la atmósfera y hasta la cubierta vegetal del exterior. Hicimos un último experimento, apagando todas las luces y guardando el más completo silencio. Fue realmente espectacular. Se podían escuchar las diminutas gotitas  dando forma todavia a la cueva.

Sala de la Tetería

             Y ya, contentos con nuestro comportamiento como novatos, llegó el momento de retornar por los laberínticos pasillos y galerías hasta encontrar nuevamente la luz de la salida. A continuación os dejo un video que pude grabar con una cámar montada en mi casco, lo que consigue una visión subjetiva muy interesante. Será un poco como si vierais a través de mis ojos. El siguiente video, debido a su tamaño, está dividido en dos partes, asi que cuando veais los primeros creditos de la primera parte esperar un poco. Al final vereis un botoncito que pone “ver la segunda parte” que os cargará el siguiente video.. El video completo debe durar algo menos de 40 minutos (un documental en toda regla).

         Chechu, de la Sección Espeleológica del Club La Verea, también creo un video alucinante de nuestra experiencia. Lo podeis ver aqui:


Dive Travel Show 2012

Publicado: 1 abril, 2012 en Eventos, Submarinismo
Etiquetas:, ,

          Durante los pasados días 24 y 25 de marzo Celia y yo tuvimos oportunidad de asisitir al Dive Travel Show, una gigantesca feria internacional de buceo que se celebra en Madrid anualmente y organizada por la revista Buceadores. Tras una breve parada en Manzanares, cuidados y mimados por nuestros amigos de aventuras, Irene y Balbino (que mientras escribo esto está de camino al Atlas africano para tratar de hacer cima en el  Toubkal, 4167 m), llegamos la mañana del sábado al Pabellón de Cristal de la  Casa de Campo de Madrid, lugar donde se celebraba la feria.

¡comienza el espectáculo!

               Nada más entrar nos dimos cuenta de que aquello nos iba a llevar tiempo. La superficie era simplemente enorme, con una miriada de puestecitos ofreciendo información y hasta aperitivos. La recepción de la feria estaba flanqueada por las dos grandes firmas de buceo, Scubapro y Aqualung. Scubapro presentaba sus ultimos modelos en jaquets mientras que Aqualung, la mítica marca francesa que dio origen a la comercialización moderna del buceo, presentaba como mascarón de proa unos futuristas prototipos de traje de buceo. Estos trajes, denominados provisionalmente Exolung, disponían de unas bandas luminosas a manera de branquias que los conferían francamente un aspecto espacial. El Exolung, por lo que he podido averiguar, se trata actualmente de un prototipo y linea de trabajo de Aqualung, tendente a conseguir un traje capaz de filtrar el oxígeno contenido en el agua ampliando de este modo la autonomía del buceador.  No se ofrecía mucha más información en el Stand, asi que imagino que la idea está aun muy en mantillas.

              Más allá se disponían un centenar de stand que podriamos diferenciar como agencias de viajes especializadas en buceo y centros de buceo españoles (sobre todo de la costa mediterranea) e internacionales. Los stand de los centros españoles amablemente se ofrecieron a ampliar nuestra información sobre zonas de inmersión y particularidades de la costa, que sin duda nos van a ser de mucha utilidad de cara a organizar el viajecito de buceo mediterraneo que estamos organizando Celia y yo. Los centros internacionales de momento solo servian para hacernos llegar los dientes hasta el suelo, soñando con la oportunidad de visitar tan espléndidos lugares, lugares con más vida que nuestro viejo y cansado Mediterraneo.

               Las agencias de buceo por otro lado ofrecían packs completos de viaje a puntos internacionales de buceo. Yo no soy muy amigo de usar estas agencias de viaje, pero debo reconocer que pueden ser útiles si decides organizar un viaje a algún punto complicado o con dificultades para la organización del viaje. De entre todas estas,  la agencia que más me gusto fue Ambar, una empresa que tenía un añejo catálogo que olía a aventura pura y que ofrecia viajes a destinos de película, revisados y monitorizados por ellos.

                Pero lo que sin duda fue un hallazgo fueron una serie de proyectos y organizaciones que tendremos oportunidad de ir desarrollando en este blog. El primero de ellos fue el proyecto  Ocean Revival, consistente en el hundimiento controlado de cuatro buques de guerra en la costa del Algarve portugués. Este hundimiento, que situará los pecios entre los 15 y 30 metros de profundidad, creará un parque subacuatico y un oasis para la vida. Será bueno para los buceadores, será bueno para los peces y será bueno para el entorno económico de la zona.

               Otro de los proyectos interesantes que estaban presentes en la fería era el propuesto por la organización Solidive. Solidive, de la que tendremos oportunidad de hablar más adelante, pretende fomentar el buceo solidario entre los buceadores y esto se sustenta en dos grandes pilares. De un lado la obtención de recursos económicos del mundo del buceo para destinarlo a proyectos de desarrollo sostenible en áreas empobrecidas y usualmente usadas como destino subacuático, y por otro la formación y concienciación del buceador para que cuando vaya a un destino exótico y poco desarrollado no realice actividades que perjudiquen el entorno social de la zona.

           Sea Sheperd Conservation Society, mediante su filial en España, también estuvo presente en el Dive Travel Show. De hecho el capitán Paul Watson, Master&Commander de esta organización, tambien estuve presente e incluso realizó un par de conferencias donde desgranó su activismo y el de su organización en la defensa de las especies marinas amenazadas del planeta. Sea Sheperd actualmente tiene varias campañas potentes de vigilancia y defensa activa. A  su campaña en los mares antárticos para la defensa de los cetaceos frente a la flota ballenera japonesa, se unen la campaña mediterranea para la defensa del atún rojo, en grave peligro de extinción debido a intereses económicos y la campaña de vigilancia en la cala de Taiji, Japón, donde se produce la brutal matanza de delfines cada año.

Celia junto al Capitán Paul Watson, Dive Travel Show 2012

                También estuvo presente Pierre-Yves Costeau, astrobiólogo e hijo del mítico comandante Costeau.  Pierre-Yves mostró la gravedad del deterioro en los mares del mundo  y presentó su proyecto, en el que tambien participo, denominado Costeau Divers. Este programa pretende crear una red de vigilancia integrada por buceadores a lo largo de l planeta que permita hacer un seguim iento prácticamente en tiempo real de las condiciones ecológicas de los mares, su deterioro a lo largo del tiempo y su posible recuperación mediante medidas de recuperación. El programa es voluntario y gratuito, aunque para la correcta toma de los datos científicos es necesario realizar un curso proporcionado por la Sociedad Costeau a través de centros de buceo, y que vendría a ser como una de las típicas especialidades PADI. Tendremos oportunidad de desarrollar en este espacio más este proyecto que considero muy interesante y asequible para los amigos del azul.

               Os dejo ya con un video que realizamos para que podais ver el ambientillo que se respiraba en la feria. Tambien incluyo aqui algunos extractos de las conferencias a las que asistimos, en las que participaron Pierre-Yves Costeau y el capitán Paul Watson. Y sorpresa, estrenamos cabecera para nuestros videos y un nuevo sistema de edición que espero que logren hacer más interesante aquello que grabamos. Y nada más. Espero poder asistir al próximo Dive Travel Show. Sin duda merece la pena.