Archivos para diciembre, 2011


DATOS DE LA INMERSIÓN

Lugar: Fraguel Rock, Playa de Berengueles, Almuñecar, Granada
Coordenadas: 36º 43’ 13’’ N 3º 43’ 43’’ W
Protección: Poniente
Tipo: Acantilado y Rocas
Profundidad: 17 metros

       El 26 de agosto, cumpleaños de mi amigo Kiki, decidimos realizar una celebración especial, por lo que varios amigos decidimos bajar y realizar una inmersión, casi una despedida del verano para muchos. En el puerto Irene, Balbino, Kiki y yo nos encontramos con otros compañeros de inmersión, Juan Martín, Jorge Solís y Sergio Rodríguez. Boychi ya tenia preparadas las botellas y estaba repartiendo los plomos entre el personal.

       Dado que había un poco de poniente nuestro divemaster decidió resguardarse en el acantilado de Punta de la Mona. Íbamos a realizar la inmersión en Fraguel Rock.       

           La zona de inmersión conocida por nosotros como Fraguel Rock esta situada en el margen derecho de la playa de Berengueles, playita cercana al Puerto Deportivo de Almuñecar. Es una zona de acantilados y rocas de gran volumen que un poco más adelante dan lugar a la Punta de la Mona. Sin embargo, al estar bien protegida de los vientos de poniente, sus tranquilas aguas poco tienen que ver con las variables corrientes de Punta la Mona.  Es por tanto una zona ideal para iniciación al buceo, no demasiado profunda, segura y con muchas cosas para ver debido a la abundancia rocosa. El acceso puede realizarse sin dificultad desde la misma playa, aunque siempre por comodidad es mejor realizarlo en embarcación.

           Cuando iniciamos la inmersión nos dimos cuenta de dos factores que iban a complicar un poco la misma: El agua estaba bastante fría (unos 17 grados) y muy turbia. Kiki estaba teniendo problemas para bajar, no lograba compensar de forma eficiente, aunque finalmente lo consiguió y me dio un susto cayendo desde el cielo justo cuando trataba de sacar un plano de una anemona. Boychi opto por subir nuestra cota de inmersión, buscando un agua más clara y no tan fría, cosa que conseguimos “sobrevolando” los grandes peñones situados más cerca de la playa. En este lugar los tonos rojizos de las algas rivalizaban con el naranja de algunos corales estrellados que habían logrado asentarse en esas rocas.

            Pero aquí tenéis ya el video de esta inmersión. Por cierto, que como os he dicho Juan Martín también venía con nosotros, No se como se me ha olvidado poner en los créditos finales (¡Perdona Juan!).

2011, Un Año de Aventura

Publicado: 25 diciembre, 2011 en Blog

PC100057              2011 ha sido un año especial para mi. Siempre fascinado por el mundo de la exploración y la aventura en este año ha sido en el que quizás hemos dado el salto más importante. Con la excusa de realizar un diario de buceo redactado por un montañero nació este humilde blog. Con la excusa de captar la emoción de nuestras aventuras adquirí una cámara de video sumergible que ha dado lugar a un canal propio en la plataforma Youtube. Y poco a poco, aprendiendo en cada filmación, hemos tratado de conseguir la esencia, de una forma personal, tratando de reunir información y emoción. Han sido muchas las visitas a este proyecto,  aun en pañales, y vuestros comentarios me han dado siempre animo para seguir, por que este es también vuestro blog, vuestra plataforma, vuestro rincón de los recuerdos.

             Y este año ha sido especialmente bueno por que hemos dado el salto a la alta montaña, practicando en los gloriosos tres miles de Sierra Nevada, el espectacular macizo al sur de España. Pero también hemos adquirido la licencia de buceadores, que nos ha permitido ampliar nuestro rango de aventuras y conocer a nuevos y magníficos amigos. Pero no  ha quedado ahí la cosa. También, aunque aun no lo habéis visto ni leído aquí, nos hemos introducido en las entrañas de la tierra, respirando el mismo espíritu de Julio Verne, explorando rincones poco vistos por el ser humano. Y hemos navegado en Kayak, y corrido una espectacular aventura de trekking en el Pirineo, donde me quité una vieja espinita: el paso del Contraix.

          El próximo año se presenta aun más prometedor.  Y Aun hay muchísimas cosas de este que os tengo que mostrar, pero tenéis que ser pacientes conmigo. Yo soy como Juan Palomo, yo me lo guiso y yo me lo como. Desde la grabación de los textos, la edición, el filtrado y estabilización, la redacción de los textos y la búsqueda de la información complementaria con lleva un enorme, gigantesco diría yo, volumen de trabajo. Y aquí no hay un enorme equipo detrás, por lo que las entradas llevan un poco de tiempo en redactarse. Digamos que corro más aventuras de las que me da tiempo a escribir, lo cual no deja de ser bueno.  De hecho tenía intención de realizar artículos de apoyo sobre materiales y técnicas, pero es que sinceramente no da tiempo.

            Y entre unas cosas y otras hemos llegado a la Navidad. Yo no soy demasiado religioso, pero mi contacto con la naturaleza me ha llevado a establecer cierto feeeling con los ritmos y creencias ancestrales, y, desde luego, el solsticio de invierno marca un momento especial para mi en el año. La luz vuelve, como una promesa de calidez, desplazando a la oscuridad. Un ciclo termina y es conveniente reflexionar y hacer balance de lo ocurrido. Es por ello que me he decidido a crear este video, el que os dejo a continuación a modo de resumen de emociones, de agradecimiento a todos vosotros. La idea surgió cuando hace unos días Sever, el montañero rockero que conocimos Juan yo en el Pirineo el pasado verano, me envió a modo de felicitación un extraordinaria versión del Aleluyah, del guitarrista alemán Axel Rudi Pell (Gracias Sever por el tema, ha sido un bombazo). Os dejo con él, con mis mejores sentimientos y deseos para el próximo año. De verdad, me ha encantado compartir aventuras con todos vosotros. ¡Sois geniales!


        Recién llegado de nuestra aventura en el pirineo y casi sin deshacer la mochila recibí una llamada de mi buen amigo Kiki. Estaba preparando una tarde de navegación en Kayak en el  pantano de Colomera. ¿Cómo me lo iba a perder? Después del palizón a andar venía bien una tarde entre colegas, remando y sintiendo el viento en la cara.

      Junto a nosotros iban a estar Balbino Quesada e Irene García, compañeros de inmersiones y rutas de montaña. También se unió Pablo Rodriguez, compañero de Balbino e Irene, al que me encantó conocer.

         El embalse o presa de Colomera se encuentra situado sobre el curso del rio Colomera, a unos cuatro kilómetros del pueblecito del mismo nombre. Fue construido entre 1982 y 1989, iniciándose su explotación en 1990.

       No es un embalse de grandes perfiles o montañas, al estilo de Calanes o Quentar, sino de perfiles suaves y orografía sencilla. Por contra posee una gran superficie de agua navegable, 258 hectareas

         En cuanto a la fauna son abundantes los anades reales, las lavanderas blancas y los cormoranes. De hehco, no con demasiado exito, tratamos de sorprender a alguna de estas especies navegando hasta los barrancos de la cabecera del embalse, lugar donde los árboles que surgían desde la profundidad daban a todo un aspecto selvático.

            Como es preceptivo después de unrato de remo a buena velocidad buscamos una sombra en la que disfrutar de un poco de charla, mecidos por las aguas, al tiempo que disfrutabamos de una cervecita cortesía de Kiki.

                  A continuación teneis el video resumen de aquella magnífica tarde.

 


20 de Agosto de 2011

           Nos levantamos muy temprano, un poco antes incluso de que los guardas del refugio se pusieran a  preparar el desayuno, programado para las seis de la mañana. El refugio estaba completamente a oscuras, pero algunos montañeros nos movíamos ya con los frontales encendidos esperando a que empezara el día. Estábamos algo nerviosos, eso era indudable. Yo ya conocía esa etapa y lo extremadamente dura que era, cosa que desde luego no ayudaba a tranquilizarme. Al poco comenzaron a encender las luces del refugio y se inició la actividad con el reparto del abundante desayuno.

         Teníamos las mochilas preparadas, yo incluso había decido utilizar la camelback ese día, el único en todo el recorrido. Le repartí a Juan un par de dosis energéticas por si le daba una pájara y, tras desayunar, salimos al exterior para comenzar a calentar. El cielo estaba despejado y el aire era fresco. Una temprana claridad anunciaba que el día estaba próximo, así que no debíamos perder tiempo.

                  La primera parte del sendero transcurrió con un descenso entre bloques hasta alcanzar el valle, por el que transcurría un torrente de alta montaña. Durante unos momentos miré, al pasar junto a él, el rinconcito donde Celia y yo vivaqueamos hacía ya varios años tras el paso del Contraix. Aquella vez me prometí sacarme la espinita y aquí me encontraba de nuevo, enfrentándome a esa pared de roca, bloques y arena que se entreveía ya al final del valle.  El camino por el valle era cómodo y fresco, pasando junto al Estany Gran de Colieto, junto al que encontramos a un nutrido grupo de vacas que pastaban tranquilamente.

                   Pronto nos encontramos ya con la primera parte de la colada de bloques procedentes del Contraix. Para atravesar estos bloques hay que, primero, establecer un camino visual de punto a punto y posteriormente ir buscando los apoyos necesarios para irnos desplazando entre ellos. Debo confesar que en esta parte el bastón es más un estorbo que una ayuda. Tras la primera cascada de bloques se asciende a una zona más elevada, donde nuevamente hay un mar de bloques que hay que atravesar. No hay un camino fijo. Hay que ir buscando el camino a cada paso, estudiando las piedras que nos vamos a ir encontrando y teniendo cuidado con ellas ya que muchas se mueven bajo nuestro peso. La mochila es un absoluto estorbo. Su peso en la espalda desequilibra y vuelve inseguros algunos movimientos.

                    Pero seguimos avanzando. Poco a poco. Bloque a bloque. El sol ha salido ya entre las cumbres e ilumina la parte interior del barranco por el que avanzamos. Ante nosotros se muestra la parte final de esta acometida. Los bloques van disminuyendo poco a poco su tamaño hasta alcanzar la falda principal del collado, donde todo se vuelve una inconsistente arena que se desmenuza bajo los pies. Juan esta ya arriba, ha alcanzado el collado, y,  aunque no lo veo, los tonos de su tinwistle me animan a proseguir.  La parte final de aquel muro de piedra acaba en una pared de unos cinco o seis metros casi completamente vertical que hay que superar con un ultimo esfuerzo. De los dos canutos con los que te encuentras yo subí por el de la izquierda, donde encontré más apoyos. Y, desde luego, es mejor no mirar hacia atrás.

               Pero ya estábamos arriba. Ante nosotros el magnífico lago glacial del Contraix, situado en la pequeña meseta que lo rodea y más allá, la caída hacia el Valle del Contraix que nos llevaría hasta el Estany Llong. A nuestras espaldas casi ni se veía el punto del que habíamos partido. Habiamos superado más de 1000 metros de desnivel por un terreno duro, hostil, que llamaba al accidente. Pero todo había salido bien y estábamos más que contentos. dedicamos unos minutos a reposar y a darle un poco de respiro a las piernas. Ahora nos quedaba un descenso vertiginoso de casi 1500 metros de desnivel y posiblemente nuestras rodillas iban a sufrir más que en nuestro ascenso.

                      Comenzamos la bajada, frenándonos en la primera parte que era más bien de arena hasta llegar al mar de bloques que rodeaba el lago. En aproximadamente media hora llegamos al borde, conocido como Las Raspas, que daba paso a la bajada por la pared que llevaba al valle. El camino estaba tremendamente empinado y poco a poco notamos como nuestras rodillas van siendo castigadas. Debemos ir frenando constantemente nuestro peso, evitando resbalones en la tierra frecuentemente mojada por los múltiples riachuelos que vienen de la parte de arriba y que en ocasiones forman vistosas cascadas.

                      La parte arida comienza a dar paso al valle,  mucho más verde y boscoso. El arroyo se ha transformado en un poderoso río de montaña que nos da una oportunidad para descansar junto a una sombra. Aprovechamos para comer el picnic que traemos en la mochila y relajarnos un buen rato. Hemos llegado aqui muy pronto y según nuestro GPS y el mapa el refugio queda a tiro de piedra. Solo hay que hacer una pequeña bajada más y ya estamos allí. Preferimos quedarnos aquí un rato más. Entre otras cosas por que somos conscientes de que nuestra aventura se acaba y queremos aprovechar hasta el ultimo instante aquel espectacular paisaje.

               Cuando nos decidimos a andar, después de que otros montañeros pasen por delante nuestra, nos encontramos con un sendero suave, relativamente cómodo que desciende sin demasiada complicación hasta los Prados de Aigüestortes, que ya conocíamos de nuestro primer día. Una pequeña cuestecita y ya estábamos en el refugio. Habíamos acabado nuestra aventura.

Lecturas Recomendas

La Ruta de los Nueve Refugios

David Buenacasa y Marc Subira, 2006

Editorial Lectio

La ruta de los 9 refugios es más que una guía sobre la ruta de montaña del Parc Nacional d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici,conocida popularmente como Carros de Foc y que pasa por los refugios Ernest Mallafré, Amitges, Saboredo, Colomèrs, Restanca, Joan Ventosa i Calvell, Estany Llong, Colomina y Josep Maria Blanc. Es un manual que orienta y ofrece pautas claras y didácticas a los excursionistas sobre cómo realizar dicha ruta.
En este libro hay gráficas de desniveles, coordenadas GPS, mapas en 3 D, fotografías en color… todo ello para completar el cúmulo de información sobre las rutas, los refugios y las ascensiones opcionales desde muchos puntos del trayecto. Se trata de un relato basado en vivencias personales, que los autores ponen en las manos de los lectores para invitarlos a vivir la magnífica experiencia que han tenido en la confección de la guía.

Carros de Foc: Travesía de los refugiosNuria García, 2004Sua EdizioakGuía montañera de la Travesía de los refugios Carros de Foc, que tiene como escenario el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici. El libro describe detalladamente todos los recorridos posibles para realizar esta travesía clásica que discurre por los refugios de este Parque Nacional, así como las distintas modalidades existentes para llevarla a cabo.
Además de esto, encontraremos datos históricos sobre dicha prueba, y una guía completa con información práctica (cómo llegar, oficinas de turismo, refugios, etc..) que será de gran ayuda para los excursionistas. Junto al libro se incluye un mapa despegable (1:50000), y dibujo en perspectiva 3D, de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici realizado por Miguel Angulo.
 
Carros de Foc: La Conquista de las Montañas Encantadas de AigüestortesVictor Luengo, 2009Editorial MilenioCarros de Foc es una exigente carrera de montaña que se desarrolla dentro de los límites del Parque Nacional de Aigüestortes y Sant Maurici, una joya natural única en los Pirineos. En el presente libro se narra un viaje que tiene como objetivo fundamental realizar la travesía de los refugios, los Carros de Foc, profundizando en el conocimiento de estas montañas encantadas, a cuya conquista acudieron los más relevantes pirineístas del momento, grandes pioneros cuyas hazañas han escrito bellas páginas en la historia del montañismo.
Mapa Escala 1:25.000 de la Ruta Carros de FocEditorial AlpinaMapa y guía excursionista por la travesía de los Carros de Foc (Carros de fuego) trazada en el entorno del Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, una de las zonas mejor conservadas y de mayor belleza de los pirineos que contienen las comarcas de Els Pallars Sobirá, el Pallars Jussá, el Alta Ribagorça y la Val d’Aran.La travesía que se propone en este libro por Carros de Foc es circular, precisa de 5 a 7 días, para recorrer todo el parque, con etapas que contienen 9 refugios en Saboredo, Colomérs, Restanca, Ventosa i Calvell, Estany Llong, Colomina, Josep Maria Blanc, Ernst Mallarfré y Amitges como puntos de inicio y destino.
La guía contiene información de acceso y datos prácticos como la altitud, la comarca a la que pertenecen, los servicios, las plazas y los teléfonos de contacto, entre otros, de todos y cada uno de los refugios que se proponen para seguir el recorrido de Carros de Foc.Todo con fotografías de los refugios en blanco y negro y un utilísimo mapa suelto de la zona, a escala 1:25.000, para llevar y seguir el recorrido de manera fácil y cómoda.
Realizada en cuatro idiomas (castellano, catalán, francés e inglés) por lo que es de utilidad tanto para el viajero nacional que conoce aproximadamente la zona como para el que viene de nuevas desde cualquier parte de España o incluso, del mundo.
 

Enlaces de Interés


19 de Agosto de 2011       

      Iniciamos la marcha después de un esplendido desayuno, como iba siendo habitual todos estos días. Esta etapa iba a ponernos justo delante de nuestro mayor desafio en esta aventura, el Paso del Contraix, una enorme pared que nos cortaría el paso hasta nuestro último refugio, aquel del que partimos, el Estany Llong. pero para eso debiamos alcanzar el Refugio Ventosa i Calvell, situado en en la boca del angosto valle glacial del Collieto. Esperabamos realizar una etapa relativamente cómoda, para no llegar extenuados al momento de enfrentarnos al Contraix.

       Así pues salimos cuando los primeros rayos de sol comenzaban a calentar las profundas aguas del Gran Lago de Colomers. Recorrimos el sendero que nos llevaba  de vuelta al camino principal y comenzamos el ascenso por un valle atravesado por un somero arroyo generado por las aguas del Lago del Puerto de Caldes, situado mucho más arriba.  La subida por el valle se alternaba  con camino y pequeñas zonas de bloques hasta llegar a una zona más amplia desde la que ya se divisaban las rampas del Puerto de Ribereta. Sever y Montse venían con nosotros, aprovechando estos kilómetros iniciales del día ya que un poco más adelante se separarían de nosotros, llendo hasta el refugio de Restanca, lugar por donde habían entrado ellos al parque. Nos apenaba separarnos de tan esplendidas personas, pero siempre nos quedaba el gusto de haber hecho unos nuevos amigos con los que esperabamos compartir futuras aventuras.

             La subida hasta el Puerto de Ribereta no era muy complicada, aunque ciertamente ya se empezaban a notar los kilómetros que llevabamos en las piernas.  El camino continuó tomando altura hasta alcanzar la máxima cota de ese día, a 2568 metros, en el Puerto de Caldes. A partir de este momento el sendero fue planeando en ligero descenso hasta llegar al Collado de Crestada. Este sería el punto en el que nos despediríamos de nuestros amigos, Sever y Montse, ya que el sendero directo hasta el Ventosa y Calvell se abría a nuestra izquierda, mientras que el que ellos debían seguri continuaba recto, atravesando el collado y descendiendo hasta el Restanca.

               Ante nosotros se dibujaba un hermoso valle salpicado por espléndidos lagos, los de Monges, Mangades y Travessani. Una primera zona, más escarpada, conducía hasta la parte baja de aquel valle, repleto de arroyuelos y protegido por espigadas paredes de roca. Uno a uno fuimos atravesando los diferentes lagos, sin podernos resistir a hacer alguna paradita de vez en cuando para disfrutar de aquel espectáculo que, lamentablemente, ya se nos estaba acabando.

Cuando llegamos al lago Travessani decidimos quedarnos a comer alli, junto a sus aguas, disfrutando del esplendido sol que hacía ese día. Una vez con el estómago lleno Juan decidií sacar su tinwistle y, acompañado por las melodías de algún grupo irlandés que tenía en su teléfono, se puso a tocar para sorpresa de algunos de los excursionistas que llegaban hasta aquella zona desde los pueblos de más abajo. El refugio quedaba a tiro de piedra, junto al profundo Lago Negro.

            Cuando llegamos dedicamos toda la tarde a relajarnos, mientras mirabamos la aspera silueta del Contraix al fondo del valle que debiamos recorrer.

El refugio Ventosa i Cavell

          Encaramado sobre el Estany Negre, guardando el acceso al Valle de Colieto, se encuentra el refugio de Ventosa i Cabell, uno de los refugios más espartanos de todo el recorrido pero quizás, también, uno de los más montañeros. Sus guardas son conocedores de que su refugio suele ser la base desde la que se asalta el Contraix, asi que preparan a los que parten de él con una buena alimentación y con la oportunidad de desayunar a las 6 de la mañana, adelantando tiempo a la larga jornada hasta el Estany Llong.

Características del Refugio Colomers

Plazas: 70
Servicios: Comidas, Cenas, bebidas, mantas, wc (un poco salvaje) y duchas. Hay teléfono privado.
Teléfono:  973 29 70 90
Cobertura de telefonía movil: Escasa, aunque algo se pilla en un punto que mira al valle que da a la presa de Cavallers
Acceso/Salidas: Desde Pont de Suert, dirígete hacia el Parque Nacional de Aigüestortes y, pasado el balneario de Caldes de Boí, encontrarás la presa de Cavallers, donde acaba la carretera. Un camino marcado con señales amarillas, que empieza en la misma presa, te llevará hasta la puerta del refugio.

Lecturas Recomendas

La Ruta de los Nueve Refugios

David Buenacasa y Marc Subira, 2006

Editorial Lectio

La ruta de los 9 refugios es más que una guía sobre la ruta de montaña del Parc Nacional d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici,conocida popularmente como Carros de Foc y que pasa por los refugios Ernest Mallafré, Amitges, Saboredo, Colomèrs, Restanca, Joan Ventosa i Calvell, Estany Llong, Colomina y Josep Maria Blanc. Es un manual que orienta y ofrece pautas claras y didácticas a los excursionistas sobre cómo realizar dicha ruta.
En este libro hay gráficas de desniveles, coordenadas GPS, mapas en 3 D, fotografías en color… todo ello para completar el cúmulo de información sobre las rutas, los refugios y las ascensiones opcionales desde muchos puntos del trayecto. Se trata de un relato basado en vivencias personales, que los autores ponen en las manos de los lectores para invitarlos a vivir la magnífica experiencia que han tenido en la confección de la guía.

Carros de Foc: Travesía de los refugiosNuria García, 2004Sua EdizioakGuía montañera de la Travesía de los refugios Carros de Foc, que tiene como escenario el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici. El libro describe detalladamente todos los recorridos posibles para realizar esta travesía clásica que discurre por los refugios de este Parque Nacional, así como las distintas modalidades existentes para llevarla a cabo.
Además de esto, encontraremos datos históricos sobre dicha prueba, y una guía completa con información práctica (cómo llegar, oficinas de turismo, refugios, etc..) que será de gran ayuda para los excursionistas. Junto al libro se incluye un mapa despegable (1:50000), y dibujo en perspectiva 3D, de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici realizado por Miguel Angulo.
 
Carros de Foc: La Conquista de las Montañas Encantadas de AigüestortesVictor Luengo, 2009Editorial MilenioCarros de Foc es una exigente carrera de montaña que se desarrolla dentro de los límites del Parque Nacional de Aigüestortes y Sant Maurici, una joya natural única en los Pirineos. En el presente libro se narra un viaje que tiene como objetivo fundamental realizar la travesía de los refugios, los Carros de Foc, profundizando en el conocimiento de estas montañas encantadas, a cuya conquista acudieron los más relevantes pirineístas del momento, grandes pioneros cuyas hazañas han escrito bellas páginas en la historia del montañismo.
Mapa Escala 1:25.000 de la Ruta Carros de FocEditorial AlpinaMapa y guía excursionista por la travesía de los Carros de Foc (Carros de fuego) trazada en el entorno del Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, una de las zonas mejor conservadas y de mayor belleza de los pirineos que contienen las comarcas de Els Pallars Sobirá, el Pallars Jussá, el Alta Ribagorça y la Val d’Aran.La travesía que se propone en este libro por Carros de Foc es circular, precisa de 5 a 7 días, para recorrer todo el parque, con etapas que contienen 9 refugios en Saboredo, Colomérs, Restanca, Ventosa i Calvell, Estany Llong, Colomina, Josep Maria Blanc, Ernst Mallarfré y Amitges como puntos de inicio y destino.
La guía contiene información de acceso y datos prácticos como la altitud, la comarca a la que pertenecen, los servicios, las plazas y los teléfonos de contacto, entre otros, de todos y cada uno de los refugios que se proponen para seguir el recorrido de Carros de Foc.Todo con fotografías de los refugios en blanco y negro y un utilísimo mapa suelto de la zona, a escala 1:25.000, para llevar y seguir el recorrido de manera fácil y cómoda.
Realizada en cuatro idiomas (castellano, catalán, francés e inglés) por lo que es de utilidad tanto para el viajero nacional que conoce aproximadamente la zona como para el que viene de nuevas desde cualquier parte de España o incluso, del mundo.
 

Enlaces de Interés