Archivos para noviembre, 2011

Actualización del Blog

Publicado: 30 noviembre, 2011 en Blog
Etiquetas:

   Antonio salinas      Queridos seguidores y amigos, acabo de actualizar algunas entradas del blog. En concreto se han añadido dos vídeos, en concreto de las inmersiones que realizamos el pasado 18 de septiembre en el Paraje Natural de Maro Cerro Gordo. Uno de ellos en la zona de inmersión conocida como La Huerta y otra en la Cueva del Sifón, situada al pie del espectacular acantilado de Cerro Gordo. Estas actualizaciones las podeis encontrar en:

        He decido que en lugar de crear nuevas entradas para este tipo de actualizaciones, las iré añadiendo a las entradas ya existentes. de esta forma, creo, se mantendrá cierto orden en el blog y, cuando queráis recoger información de una zona lo tendréis todo reunido allí. Las entradas están clasificadas por temas, que son accesibles desde el menú de la izquierda. Por otro lado existe un buscador, también en el menú de la izquierda para facilitar el proceso de localizar la información.

               Lo que si haré, como estoy haciendo ahora, es advertiros de las entradas actualizadas. Así no os perderéis las novedades del blog o los vídeos que vamos creando. En este sentido es bueno que los que sigáis el blog os subscribáis a el dejando simplemente vuestra dirección de correo en el apartado específico del menú de la izquierda. El sistema os avisará cuando se produzcan nuevas entradas.

             En otro orden de cosas comentaros que he añadido un enlace a la tienda online OutletAventura, donde se pueden conseguir interesantes ofertas de material de trekking y escalada. Yo ya he realizado una compra con ellos y todo a ido de maravilla. Incluso hacen interesantes descuentos y hacen regalos según saldo acumulado.

            Ya hemos comenzado la temporada de invierno y ya estamos corriendo divertidas aventuras campestres y de nieve. Junto a estas me gustaría iros hablando de materiales, técnicas, etc. Pero poco a poco, que no doy abasto. De momento a seguir relatando nuestra aventura en el pirineo, que aun nos queda la jornada más dura: ¡el paso del Contraix!

           Espero que todo ello os guste. Vuestras palabras de animo son mi mejor impulso.

 


     18 de Agosto de 2011

        Durante la velada del día anterior habíamos tenido oportunidad de consultar los partes meteorológicos (cosa que hacíamos a diario) para nuestra siguiente día de ruta. Lamentablemente nuestra suerte parecía haber cambiado y había previsiones de tiempo tormentoso para todo el día. Mal asunto, por que teóricamente nos esperaba una etapa larga, atravesando collados desprotegidos. Todo un problema si se desataba una tormenta.

         Sever, que estaba cenando con nosotros, nos recomendó tomar el GR-11, un sendero de Gran Recorrido, conocido también como la Senda Pirenaica, que atraviesa el Pirineo de Oeste a Este desde el Cabo de Creus  al Mar cantábrico. El sendero de los Carros de Fuego aprovechaba en algunos tramos este recorrido, aunque al pasar por el Puerto de la Ratera se separaba dirigiéndose de forma más directa hacia el Refugio Colomers. Si tomábamos esta ruta nos saltábamos uno de los refugios, por lo que ya no completaríamos el recorrido de Carros de Foc, pero como contrapartida atravesaríamos un hermoso valle lleno de lagos. La decisión final la tomaríamos por la mañana, cuando pudiésemos comprobar de cara al cielo la exactitud de la previsión meteorológica. Nos fuimos a dormir, en ese inmenso dormitorio tipo cuartel del Amitges.

Ciervos captados junto al refugio Amitges

             Al día siguiente, antes de ponernos a desayunar, salimos corriendo a la puerta del refugio a contemplar el cielo. Oscuros nubarrones se arrastraban desde las colinas regando la tierra con una fina llovizna. Junto a la puerta había otros montañeros, todos mirando hacia el bosque de la ladera de enfrente. Y no era para menos. Un nutrido rebaño de ciervos se estaban paseando a no más de 100 metros de distancia. Era una estampa de una enorme belleza, con la niebla derramándose sobre nosotros y aquellas huidizas criaturas justo delante nuestra.

                 Recordé que había dejado la toalla colgada la tarde anterior en la parte trasera del refugio para que se secase, así que me acerqué para recogerla y que no se me olvidara cuando iniciáramos la marcha. Al volver la esquina del refugio me quedé sobrecogido por lo que estaba viendo. A no más de 15 metros de mi un grupo de ciervos estaban pastando y, aparentemente, masticando la ropa que habían quitado de los tendederos. Salí disparado para el mochilero y busqué la pequeña camarita todo terreno con la que estoy grabando todas mis aventuras. Esa escena no podía quedar solo en mi memoria. Volví “a toda cebolla” y como pude me agazapé tras un viejo Land Rover que permanecía aparcado. Los animales seguían allí, a lo suyo. De hecho uno de ellos, con una magnífica cornamenta, se acercó cabeceando a no más de cinco metros de donde estaba, pero debió olerme en el aire por que dando un respingo se alejo corriendo hasta una distancia prudencial. Fue un momento mágico, pese a ver mi toalla metódicamente masticada por estos animales.

              Pero bueno, después de comentar la anecdota y recoger el equipo era hora de tomar una decisión. El cielo estaba muy encapotado, asi que sacamos el goretex y cubrimos la mochila. Definitivamente ibamos a tomar el GR-11, cosa que también iban a hacer Sever y Montse. No queriamos arriesgarnos a encontrar una zona de bloques en medio de una tormenta. En definitiva habiamos venido a divertirnos y a ver el Pirineo, asi que era la decisión más sensata.

                Iniciamos la marcha encarando el camino hacia el Puerto de la Ratera. Era una subida continuada, no demasiado dificil, aunque Juan, que iba en cabeza, decidió tirar por la trocha llendo a salir por encima de un picacho, subiendo más de lo que nos hubiera hecho subir el camino. Gajes del oficio.

                    Finalmente, tras llegar a la cresta, vimos a Sever y Montse un poco más abajo que nos indicaron como llegar hasta donde estaban ellos. Continuamos el sendero que bordeaba la Sierra de Saboredo, dejando un hermoso lago a nuestros pies, el Estany del Puerto de la Ratera. Mientras pasabamos por una colada de bloques escuchamos como nos venían desde más abajo los gritos de alarma de las marmotas del pirineo (Marmota marmota). Seguramente aprovechaban los pastos de los prados estivales, preparándose ya para el cercano invierno. El camino, después de llanear un poco, comenzó el ascenso final al Puerto de la Ratera, una extensa planicie en la que nos paramos un momento a recuperarnos un poco.

                 Oscuras nubes se arremolinaban a nuestro alrededor. El camino que continuaba hacia Saboredo seguía por la derecha, dejándose caer por un pedregoso valle. El que íbamos a seguir nosotros, el GR-11, proseguía al frente, tambien en descenso por un hermoso valle que enmarcaba el espectacular Lago Obago, de azules y profundas aguas.

               El camino continuó sin incidentes, descendiendo de forma cómoda.  Los montañeros sabemos que cuando enfilamos un GR (senderos de Gran Recorrido) es como si aprovechasemos una autopista de montaña. Los GRs por lo general son senderos bien señalizados (marcas rojas y blancas) y cómodos para caminar ya que normalmente suelen responder a caminos tradicionales  y por tanto, bien seleccionados por la sabiduría popular.

                         Al llegar a la orilla del lago nos volvimos a detener, dejando que el sol nos acariciara la piel mientras bebíamos y comíamos un poco. A nuestro alrededor había vacas paciendo tranquilamente. Definitivamente, los problemas no existían en aquel rincón del mundo.

                          El sendero llaneaba a partir de aquel momento, avanzando por la orilla Oeste del lago hasta alcanzar otros dos lagos, de menor tamaño que el Obago, El Redon y el Long. Al llegar a este último el sendero pareció encaramarse un poco, solo para caer de nuevo de forma rápida buscando las aguas del Lago Mayor de Colomers. A travesamos una pasarela que nos puso a los pies de un antiguo refugio, aparentemente utilizado en la actualidad en temporada de invierno y continuamos rodeando el lago hasta llegar, por fin, al Refugio de Colomers.

Colomers: Relax a la Orilla del Lago Mayor

           El refugio de Colomers está en funcionamiento desde el año 2008. Es un refugio, por tanto, de nueva construcción, moderno en sus lineas. Aunque es evidente que algunos detalles, ya que es de nueva construcción, se hubieran agradecido, como el hecho de habilitar duchas calientes. No obstante… ¿Somos montañeros, no? Yo en realidad lo vi como una ventaja ya que para ir a darme un enjuague no tuve que soportar las largas colas de otros sitios.  El servicio de comidas era bastante eficiente y ordenado, según pudimos comprobar. Comida buena, potente y humilde, como nos gusta a la gente de montaña. ¡Capaz de revivir a un muerto! Comerse un potagico de lentejas a las ocho de la tarde comenzaba ya a ser habitual.

Sever y Montse descansan en el exterior del Colomers

      La zona de descanso del refugio, es decir su parte exterior, es simplemente espectacular. Al borde mismo de ese inmenso lago que es el Lac Major de Colomers, con las enormes Agujas de la Lòssa cerrando nuestras espaldas y el sol calentando nuestra piel sureña,  nos sentíamos como si estuviéramos en el cielo, un cielo de roca, agua, viento y sol.

             Avanzada la tarde decidimos un paseo hasta ponernos al pie de las Agujas del Lòssa y disfrutar un poquito de la música de Juan. Esta vez si vino Montse y pudimos descubrir que, definitivamente, Sever es, aparte de rockero,  un cachondo mental.

Características del Refugio Colomers

Plazas: 60
Servicios: Comidas, Cenas, bebidas, mantas, wc y duchas (agua fria solo). Hay servicio de guía de montaña.
Teléfono:  973 2530 08
Cobertura de telefonía movil: Podéis encontrar cobertura para móvil si os desplazáis por la  plataforma del helipuerto frente al refugio. Aparentemente Vodafone más eficiente que Moviestar en este punto.
Acceso/Salidas: desde Salardú cojemos la pista asfaltada que va hasta los Baños de Tredos (8 Km), hasta coger una pista forestal. Pasados unos 4 Km desde que cogemos la pista forestal, el camino sale de forma muy marcada a nuestra izquierda, quedando el refugio a 30 minutos.

Lecturas Recomendas

La Ruta de los Nueve Refugios

David Buenacasa y Marc Subira, 2006

Editorial Lectio

La ruta de los 9 refugios es más que una guía sobre la ruta de montaña del Parc Nacional d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici,conocida popularmente como Carros de Foc y que pasa por los refugios Ernest Mallafré, Amitges, Saboredo, Colomèrs, Restanca, Joan Ventosa i Calvell, Estany Llong, Colomina y Josep Maria Blanc. Es un manual que orienta y ofrece pautas claras y didácticas a los excursionistas sobre cómo realizar dicha ruta.
En este libro hay gráficas de desniveles, coordenadas GPS, mapas en 3 D, fotografías en color… todo ello para completar el cúmulo de información sobre las rutas, los refugios y las ascensiones opcionales desde muchos puntos del trayecto. Se trata de un relato basado en vivencias personales, que los autores ponen en las manos de los lectores para invitarlos a vivir la magnífica experiencia que han tenido en la confección de la guía.

Carros de Foc: Travesía de los refugiosNuria García, 2004Sua EdizioakGuía montañera de la Travesía de los refugios Carros de Foc, que tiene como escenario el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici. El libro describe detalladamente todos los recorridos posibles para realizar esta travesía clásica que discurre por los refugios de este Parque Nacional, así como las distintas modalidades existentes para llevarla a cabo.
Además de esto, encontraremos datos históricos sobre dicha prueba, y una guía completa con información práctica (cómo llegar, oficinas de turismo, refugios, etc..) que será de gran ayuda para los excursionistas. Junto al libro se incluye un mapa despegable (1:50000), y dibujo en perspectiva 3D, de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici realizado por Miguel Angulo.
 
Carros de Foc: La Conquista de las Montañas Encantadas de AigüestortesVictor Luengo, 2009Editorial MilenioCarros de Foc es una exigente carrera de montaña que se desarrolla dentro de los límites del Parque Nacional de Aigüestortes y Sant Maurici, una joya natural única en los Pirineos. En el presente libro se narra un viaje que tiene como objetivo fundamental realizar la travesía de los refugios, los Carros de Foc, profundizando en el conocimiento de estas montañas encantadas, a cuya conquista acudieron los más relevantes pirineístas del momento, grandes pioneros cuyas hazañas han escrito bellas páginas en la historia del montañismo.
Mapa Escala 1:25.000 de la Ruta Carros de FocEditorial AlpinaMapa y guía excursionista por la travesía de los Carros de Foc (Carros de fuego) trazada en el entorno del Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, una de las zonas mejor conservadas y de mayor belleza de los pirineos que contienen las comarcas de Els Pallars Sobirá, el Pallars Jussá, el Alta Ribagorça y la Val d’Aran.La travesía que se propone en este libro por Carros de Foc es circular, precisa de 5 a 7 días, para recorrer todo el parque, con etapas que contienen 9 refugios en Saboredo, Colomérs, Restanca, Ventosa i Calvell, Estany Llong, Colomina, Josep Maria Blanc, Ernst Mallarfré y Amitges como puntos de inicio y destino.
La guía contiene información de acceso y datos prácticos como la altitud, la comarca a la que pertenecen, los servicios, las plazas y los teléfonos de contacto, entre otros, de todos y cada uno de los refugios que se proponen para seguir el recorrido de Carros de Foc.Todo con fotografías de los refugios en blanco y negro y un utilísimo mapa suelto de la zona, a escala 1:25.000, para llevar y seguir el recorrido de manera fácil y cómoda.
Realizada en cuatro idiomas (castellano, catalán, francés e inglés) por lo que es de utilidad tanto para el viajero nacional que conoce aproximadamente la zona como para el que viene de nuevas desde cualquier parte de España o incluso, del mundo.
 

Enlaces de Interés