Senda del Barranco de la Osa

Publicado: 20 junio, 2011 en Montaña, Senderos
Etiquetas:,

      La senda del Barranco de la Osa, localizada en el corazón del Parque Natural de la Sierra de Castril, provincia de Granada, nos introduce en un paisaje sobrecogedor. Flanqueado por las cercanas cumbres de Sierra Seca y la Sierra de las Empanadillas, el sendero transcurre suavemente bajo la atenta mirada de espectaculares rapaces que sobrevuelan nuestros pasos.

Sin ser un sendero difícil la parte media del recorrido incluye algunas fuertes subidas que pueden agotar a personas poco habituadas. Con todo es un recorrido más que recomendable, de amplios contrastes y con un ecosistema que salta de los roquedos a la fauna y flora de ribera.

 

Mapa de la Zona

 

GPS Track

 

Ampliar Información

 

Características

     Sendero integrado en las propuestas de itinerarios de la Consejería de Medioambiente de la Junta de Andalucía para recorrer el parque. De dificultad media debido a algunos fuertes repechones, aunque bien habilitado en los pasos más dificiles (la garganta que abandona el Barranco de la Osa para subir a la Serrezuela) y con una aceptable indicación de camino mediante pequeños postes en suelo con señal indicativa. Una vez abandonado el cauce del río Castril no hay fuentes de agua visibles, así que recomendamos llevar líquido para hidratarnos de forma adecuada. El recorrido se puede realizar en unas tres horas caminando a paso normal, aunque en las indicaciones oficiales del recorrido se establecen cuatro horas.

Como Llegar

       El sendero parte del llamado Cortijo Nacimiento, situado al final de la pista forestal  que, partiendo de Castril baja hasta buscar el cauce del río. Esta pista cruza el río y continúa por su margen izquierdo, pasando junto al Camping Los Cortijillos. Al poco, y ya en el Barranco de la Magdalena, vuelve a cruzar el río por un puente continuando un suave ascenso hasta llegar al Cortijo Nacimiento que identificaremos rápidamente por  la gran tubería que pasa a su lado. La pista puede realizarse en vehículo encontrando, si madrugamos, aparcamiento en la explanada del Cortijo nacimiento.

Descripción de Recorrido

             El sendero podríamos estructurarlo en tres tramos. El primer tramo, planeador y en suave ascenso, comparte su recorrido con el Sendero al Nacimiento del Río Castril.  Parte de este primer tramo lo usaremos también durante nuestro retorno. El segundo tramo nos introduce ya de lleno en el espectacular Barranco de la Osa con un fuerte ascenso a través de una garganta que nos llevará a crestear la sierra que antes habíamos visto a nuestra izquierda. El tercer y último tramo realiza un fuerte descenso por un sendero de piedra, con espectaculares vistas al barranco y al río, hasta conducirnos a nuestro punto de origen.

TRAMO 1: Cortijo Nacimiento – Nacimiento Rio Castril

       

        En el Cortijo Nacimiento (1170 m) encontramos un panel informativo sobre los senderos de la zona. El sendero, claro y bien marcado, parte desde debajo de este mismo cartel. Continuaremos este sendero, suave, manteniéndonos en la parte derecha del río. Observaremos un puente a nuestra izquierda que lleva al otro lado del río. No lo tomaremos, aunque será por este por el que regresemos a esta parte del camino al final de nuestra ruta. Aproximadamente media hora después de nuestra salida el sendero comenzará un ascenso que al principio será suave pero que  poco a poco se irá intensificando hasta llegar al nacimiento del río Castril (1255 m). Conviene que nos detengamos unos instantes a contemplar las maravillosas cascadas que surgen directamente del interior de la roca.

            De hecho lo que estamos presenciando es una  liberación del agua filtrada por la roca y recogida desde las sierras de alrededor, que conforman el macizo kárstico prebético. Si observamos atentamente a nuestro alrededor veremos que las cimas de nuestro alrededor tienen un aspecto seco que contrasta sobremanera con la abundancia torrencial del nacimiento del río Castril. Esto se debe a que la roca fundamental de estos relieves está formada por calizas y dolomías, rocas carbonatadas que se disuelven por acción del agua formando grietas y pasadizos que hacen que todo el conjunto actúe como una esponja gigantesca, acumulando agua y reconduciéndola hasta lugares como el que estamos contemplando, los manantiales kársticos.

Tramo 2: Nacimiento Rio Castril – Cortijo de la Puerca

           Continuaremos el sendero que continúa desde el cartel que marca el nacimiento del río, por una empinada y pedregosa cuesta que nos parece conducir a un embudo custodiado por curiosas formaciones rocosas.

           Una vez superada este repecho encontraremos unas ruinas. Se trata del Cortijo Peralejo. El camino, ya metido en el Barranco de la Osa, continua ahora suavemente encajonado por los farallones que le protegen a Oeste y a Este. El conjunto rocoso de nuestra izquierda es el Rincón de la Puerca, por cuyas cimas andaremos un poco más tarde. A nuestra derecha se alzan Los Peralejos. El estrecho canuto por el que pasamos, flanqueado por estas elevaciones, hace que el paisaje sea sencillamente espectacular haciéndonos sentir pequeños caminantes.

               Continuaremos por esta senda, que planea suavemente, hasta llegar a un espacio más abierto que nos muestra un valle que se abre a nuestra derecha. Sin embargo continuaremos rectos, buscando las paredes que tenemos en frente nuestra. Deberemos atravesar el cauce seco de este barranco. El sendero hace un giro hacia la izquierda, buscando encaramarse a la roca.

         De hecho veremos como a partir de este momento y durante un buen rato el sendero esta perfectamente habilitado con escalones y puentes instalados en la piedra. Y veremos también como el camino parece dirigirse hacia un punto imposible y escondido: la garganta que esconde la Cueva de la Osa. A partir de este momento la senda inicia un continuo ascenso por un sendero habilitado con escalones y una barandilla formada por un cable de acero que nos va elevando, poco a poco, por un camino que parece atravesar la propia roca. A nuestra derecha surgirá una formación, un abrigo natural, conocido como la Cueva de la Osa. La razón para este nombre no la he logrado encontrar, aunque el recóndito lugar parece apropiado para haber sido el lugar de algún plantígrado en el pasado.

                  En un momento determinado la garganta se abrirá creando un espació másabierto. Justo antes de continuar ascendiendo, en un pequeño rellano estupendo para realizar un descanso nos encontramos con un arbolito, no demasiado espectacular en sus dimensiones, pero si en su edad. Se trata de un ejemplar de tejo (Taxus baccata), considerado milenario y catalogado como árbol singular de Andalucía. Administrativamente se considera árbol singular a aquellos que por su tamaño o edad se destacan del resto. Son auténticos monumentos vivos, testigos de épocas pasadas, supervivientes de incendios, talas, enfermedades o depredación animal. El tejo que tenemos delante no es demasiado espectacular por su tamaño, ya lo digo, pero este se debe fundamentalmente a que se trata de un arbol de crecimiento muy lento. Es un árbol de gran toxicidad en todas sus partes, de raíces a frutos, a excepción del anillo que rodea a este último, por lo que hay que tener cuidado al manipularlo y, por supuesto, no comer ninguna de sus partes.

         El sendero continúa ahora bordeando el tejo y subiendo zigzagueante  por una pronunciada cuesta, buscando encaramarse al Rincón de la Puerca. Puede que en ocasiones el sendero esté aparentemente oculto por la hierba, pero subiendo y manteniéndonos a la derecha pronto nos volverá a aparecer con claridad. Llegaremos a un collado desde donde contemplaremos unas extraordinarias vistas del valle del río Castril. Descenderemos un pequeño barranco para ascender nuevamente a la siguiente cresta. Nuevamente otro descenso y subiremos a la cresta que sigue a continuación. Descendiendo de esta cresta alcanzaremos el Cortijo de la Puerca.

Tramo 3: Cortijo de la Puerca – Cortijo Nacimiento

         

        Hemos sobrepasado ya la máxima cota. Ahora solo nos queda el descenso hasta el barranco y nuestro regreso al punto inicial. Rodearemos el Cortijo de la Puerca por su parte derecha según nos lo encontramos. Debemos atravesar una zona más abierta ligeramente descendente, normalmente llena de hierba, de no más de 50 metros. Pronto encontraremos nuevamente el sendero, marcado por un pequeño tocón con una flecha amarilla indicadora. El camino ahora se vuelve más rocoso y descendente, mostrándonos  el enorme barranco del Castril y nuestro camino de regreso, allá abajo. Al final de este pronunciado descenso llegaremos al cauce del río. Deberemos buscar un puente instalado hacia nuestra izquierda. Atravesando este volveremos a encontrarnos con nuestro camino inicial, teniendo solo ahora que tomarlo hacia la derecha para alcanzar el Cortijo Nacimiento, desde donde partimos.

Anuncios
comentarios
  1. Eugenio dice:

    Muchas gracias por tus indicaciones tan detalladas que nos han facilitado tanto el hacer esta ruta.
    Un saludo.

    • Gracias a ti, Eugenio, por leer el blog y sobre todo por tomarte la molestia de agradecérmelo. Vuestras palabras me dan ánimos a seguir! Te animo a que me sigas también Facebook donde cuelgo tutoriales, vídeos espectaculares y resúmenes de mis aventuras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s