Hace una semana que se inició este desigual combate, este grito de David contra Goliath. Y lo sé porque fui yo, si yo, el que salio aquella desastrosa mañana, móvil en ristre, a grabar desesperado lo que estaba ocurriendo. Estaba solo. Nadie parecía entender lo que yo estaba grabando.

Y aunque el inicio de las obras era público, así como las características de las mismas, aquí no había nadie para vigilar la ecología de este proyecto. No hubo nadie cuando ese proyecto se aprobó por parte de una alcaldía en la que Ciudadanos lleva la voz cantante.

Aquel día solo pude acordarme de alguien que se está implicado de corazón, y desde el minuto cero estuvo a mi lado. Si, os acordaréis de él. Se trata de Luis de Manuel Jerez, ese biólogo miembro de la asociación Agnaden y miembrode Equo-Los Verdes Granada. Si, Equo, ese partido verde al que jamás votáis. Pues resulta que Equo si estaba al tanto del posible regalo envenenado del ayuntamiento, pero no pudo decir nada en el pleno…. oh sorpresa, porque no tiene voz en él. Porque no tiene suficientes votos.

Porque cuando entenderemos, amigos míos, que la ecología no es asunto ni de izquierdas ni de derechas, pues a ninguno de esos sectores les importa un carajo. La derecha protege al empresario depredador y la izquierda defiende al trabajador, pero ambos defienden la industria por encima de todo. Necesitamos por tanto un movimiento ecologista independiente, verde hasta el tuétano, y dispuesto a saber explicar los sacrificios que serán necesarios de ahora en adelante. Aquí en Granada los tenemos, claro que si. Pero no los votamos. Y esa si que es nuestra responsabilidad, si luego vemos como nuestros árboles desaparecen.

Digo todo esto porque ayer fue la manifestación organizada en repulsa por la tala. Fue una manifestación que logró reunir a más de 400 personas, un éxito dadas las actuales condiciones sociales de aislamiento. Estaba organizada por una panoplia de asociaciones contrarias a esta tala, Salvemos la Vega – Vega Educa, Ecologistas en Acción, Ecologistas en Acción de la Costa, Granada por el Clima, Asociación Española de Educación Ambiental y Asociación de Vecinos Zaidín-Vergeeles. Gracias a todos, de verdad. Por que somos los ciudadanos los que debemos hacernos fuertes. Solo nosotros, a quien nos duele, podemos defender esto.

También se agregaron partidos políticos. Estaba Equo, que desde primera hora había participado en la visibilización de este problema, manifestando desde el minuto cero su repulsa por esta tala. Y también estaba Podemos-Izquierda Unida,  a los que no he visto por aquí en ningún momento y que, sinceramente, pienso que quieren aprovechar la fuerza de la ola. Es a estos últimos a los que señalo con el dedo y a los que digo que porque no hicieron nada cuando podían, ¿Por que no hubo un control plenario de este asunto?

Porque si estaban los políticos dispuestos a pedir gritando que no se retrasara el proyecto. Que débil tenemos la memoria, amigos. Pero que buena es la hemeroteca. Mirad, mirad esta noticia del 24 de enero de 2018, podéis entrar a ella pinchando sobre la imagen:

 

Insisto, que débil tenemos la memoria. Vamos a ver, señores de Izquierda Unida Podemos—- Ustedes que tanto insistían en que el proyecto se elevara a la junta…. ¿Es que no lo leyeron? ¡Establecieron su línea política en  base exclusivamente a las declaraciones en prensa?. Porque como dije en una anterior entrada, yo tardé en localizar el expediente (sin ninguna referencia) una hora, y tardé tres en desmenuzar el informe técnico de Jardinería. ¿Dónde estaban ustedes? ¿Me quieren decir por qué no hicieron su trabajo? ¿Y ahora se apuntan a una manifestación diciendo que paren las obras?

Ustedes, como el resto, son unos puñeteros zombis políticos, que actúan según sople el viento. Y estoy cansado, realmente cansado de eso. Hace tiempo que no veo ni un puñetero líder en las filas de los partidos. Solo veo burócratas, estrategas, gente falsa que aprovecha cualquier cosa para colgarse una medalla o escurrir hábilmente el bulto. Ustedes tienen la responsabilidad que tienen, y no les perdonaremos, no yo al menos, lo que debían haber hecho y no hicieron.

Pero en fin, ayer fue la manifestación, y siempre es bueno ver como hay gente despierta. Entre Eva, mi pareja, y yo pudimos grabar unos videos rápidos sobre lo que estaba sucediendo.

 

Como es lógico esta mañana los principales periódicos de la capital recogían la noticia de esta manifestación, cada uno con sus particulares pinceladas. Os dejo una imagen de cada noticia. Podréis pinchar en ellas para ir accediendo a los diferentes periódicos.

 

 

He dejado para el último el periódico Ideal no porque sea menos importante, sino porque en el se vieten declaraciones, las primeras creo yo, del alcalde Luis Salvador. En la noticia, Luis Salvador viene a decir “que los mayores niveles de CO2 son absorbidos por los árboles más jóvenes, es decir por aquellos que supuestamente van a sustituir a los que ya estaban, por lo que instó a los críticos a ser «sensatos»”

Bien, señor Salvador. Seamos sensatos. Y cuando yo hablo de ser sensatos hablo de Ciencia, no de diatribas políticas.

En la revista Nature número  507 (7490), de  enero de 2014, se publicó el “paper” Rate of tree carbon accumulation increases continuously with tree size. No se preocupe, si no sabe inglés yo se lo traduzco: Los niveles de acumulación de carbono de los árboles se incrementan continuamente con el tamaño del árbol.  Si pincha en el título que le proporciono más arriba accederá al artículo en la reputada revista científica. Pero no se preocupe, si no tiene comprada la subscripción pese a sus amplios conocimientos en ciencia, le añado justo aquí un enlace donde podrá descargar el pdf. Como puede ver este artículo vienen firmado por insensatos de la talla de los siguientes:

  • Nathan Stephenson, del Servicio Geológico de Estados Unidos y miembro del Centro de Investigación Ecológica Occidental.
  • Sabrina E. Russo, Profesora en la Universidad de Nebraska, Ciencias Biológicas
  • Dr. Philip j Baker, Ecólogo, profesor  de Ciencias Biológicas en la Universidad de Reading.
  • Doctora Noelle G. Beckman, Departamento de Biología y Ecología, Universidad de Utah.
  • David Cromes, de Ecología Forestal y Conservación en la Universidad de Cambridge
  • Emily R. Lines, Geógrafa, conferenciante de Ciencias Ambientales
  • William K. Morris, Universidad de Melbourne
  • Nadja Rujer, Centro Alemán para la investigación  de la Biodiversidad Integradora.
  • Carlos E. Alvarez, Facultad de Ciencias Naturales y Matemáticas, Universidad de Rosario.
  • Cecilia Blundo, Instituto de Ecología Regional
  • George B. Chuyong, Universidad de Buea/Camerún
  • Cornellie Ewango, Ecólogo, Director de la Reserva Salvaje de Okapi
  • Oscar Flores, Universidad Carlos III
  • Jerry Franklin, profesor de Ciencias Ecosistñemicas, Universidad de Washington.

Estos son solo algunos de los “insensatos” que firman este artículo científico. Porque si, es un artículo científico, no una opinión política.

Lo que viene a decir este equipo internacional de investigación, sometido al escrutinio propio de la ciencia, es que se compilaron medidas de 673.046 árboles pertenecientes a 403 especies de  regiones tropicales, subtropicales y templadas, a lo largo de los cinco continentes. Es por tanto un estudio, digamos, amplio. Este estudio viene a decir que los datos recogidos contradecían la creencia popular de que los árboles viejos absorbían menos carbono que los jóvenes. La mayor tasa de crecimiento de los árboles maduros aumentaba los ratios de absorción de CO2. Estos científicos  también aclaraban que obviamente un árbol viejo tiene más próxima su muerte y por tanto el momento en el que  ese carbono atrapado vuelva a la atmósfera.

 

Ejem…. ¿Quién ha acelerado la vuelta del carbono a la atmósfera en la ciudad de Granada mediante la tala de esos árboles maduros? Estos son datos científicos, señor Salvador. El resto son opiniones políticas


“En la naturaleza está la conservación del mundo”

Henry David Thoreau, Poeta, filósofo, escritor, agrimensor y naturalista

 

¡Cómo hemos llegado a esto? ¿Cuál es el origen de la tala de árboles en Calle Palencia?

Durante al menos diez años se han venido realizando en la capital de Granada una serie de obras de gran calado destinadas a establecer la linea de metro de la capital. Estas obras, largas, costosas  y con continuos retrasos por desencuentros entre administraciones, llevaron a la ruina a multitud de establecimientos y obligaron a reconducir el tráfico rodado de la capital por calles aledañas, calles que no estaban preparadas para tan alto volumen o para el peso de los camiones con cargas para la obra.

El eje Palencia-Arabial fue la principal vía en el sector sur de las obras para desviar el tráfico rodado.  Vi, desde mi balcón en Calle Palencia, como el carril bici, en un tiempo habilitado por alguna otra administración, era aniquilado por los golpes del martillo neumático. También pude ver como el asfalto era destrozado por el continuo paso de camiones y autobuses, haciendo una odisea pasar por la parte cercana al Merca-80 en bicicleta o moto. Los socavones eran inmensos.

El Proceso de Licitación

Por todo esto la Junta de Andalucía, principal promotora del Metropolitano de Granada, firmó el 12 de julio de 2006 un Acuerdo de Colaboración con el ayuntamiento de Granada, siendo por entonces Alcalde  de Granada José López Hurtado (político del PP detenido y juzgado por delitos de corrupción urbanística). El objetivo de este acuerdo era la construcción y puesta en funcionamiento de la línea de metro.

Con fecha 27 de julio de 2009 se firmó Acuerdo entre la Consejería de Obras Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Granada acordando el diseño definitivo, tanto del conjunto del proyecto del Metropolitano con carácter general como, en particular, de la mejor integración en la zona del Zaidín y de las mejoras a adoptar en relación con la movilidad de la zona sur de la ciudad.

Con fecha 27 de octubre de 2014 se añadió y firmó una adenda al Convenio inicial, contemplando en su cláusula Tercera el desarrollo con el contenido y el detalle económico y de plazos que se fijaban en el Anexo 1 (“Actuaciones de urbanización en el entorno de la Avenida de América y Andrés Segovia y actuaciones de reorganización del tráfico en la zona y mejora de la pavimentación en el entorno”) de las actuaciones que se recogían en las conclusiones de los técnicos que acompañaba al Acuerdo de 27 de julio de 2009.

Es decir, se plantaba por primera vez la semilla de que las calles afectadas por la monumental obra del metro debían ser arregladas.

Luis Salvador, actual Alcalde de Granada y responsable de las actuaciones en el Eje Palencia-Arabial

En granada, el 15 de  junio de 2019, comenzaba a gobernar el equipo dirigido por Luis Salvador (Ciudadanos), tercero en las elecciones, mediante los apoyos de Partido Popular y Vox, destronando al por entonces Alcalde, Francisco Cuenca (PSOE).  Y si, y este “tercerdón” (porque no llega ni a segundón), con una exigua representación de cuatro concejales en la asamblea del ayuntamiento, decidió llevarse por delante nuestros árboles.

Casi por arte de magia los constantes bloqueos con Junta de Andalucía para la realización de estas reparaciones, desaparecieron. Porque ahora coincidía el signo político de Sevilla con el de las estrategias políticas de Granada. Solo unos días después, el 9 de julio de 2019, el teniente de alcalde del ayuntamiento de Granada firmó un decreto mediante el que solicitaba la licitación de las obras del eje Palencia-Arabial. Según declara la Junta de Andalucía en su Memoria Justificativa de Apertura de Expediente. El segundo punto de este decreto anulaba y sustituía a un anterior proyecto de obra aprobado el 17 de marzo de 2015. Es decir, existía un anterior proyecto, aprobado durante el mandato PP/Ciudadanos que tuvo esta ciudad aquel año.

El 17 de julio de 2019, sin demorarse la administración demasiado, la Delegación Territorial de Fomento de Granada remitía a la Junta de Andalucía  el proyecto aprobado por el Ayuntamiento de Granada el 9 de julio. El proyecto sería finalmente aprobado y se abriría el tiempo de licitación un 12 de septiembre de 2019, dándose la aprobación técnica del proyecto de licitación. El plazo de ejecución del proyecto será de 8 meses.

El proyecto podría resumirse en dos puntos básicos:

  • Implantar un carril bici en todo el eje Palencia-Arabial para fomentar los desplazamientos en bicicleta a través de este vial
  • Remodelar la pavimentación y reordenar los elementos viales de acuerdo a las necesidades actuales.

 

Esta memoria justificativa, al margen de desgranar las mejoras que van a realizar sobre el pavimento y sobre los elementos viales, señala en lo referente al arbolado lo siguiente: “Se acometerá la implantación de un proyecto de ajardinamiento y arbolado que contemple, tanto la protección de las especies existentes que se encuentran en buen estado así como la implantación de nuevas especies, en mejores condiciones de ubicación y espacio, que aseguren el desarrollo de las mismas de cara al futuro.”

Y en este punto es donde está la madre del tomate. Porque la memoria dice que el proyecto contempla la protección de las especies existentes que se encuentren en buen estado. Suena extraordinariamente bien, si no fuera porque decidir que árbol está en buenas condiciones y cual no, lo decide un informe técnico realizado por técnicos del ayuntamiento, no por una organización independiente. Y es evidente que, para abaratar obras interesaba marcar a más de un árbol como enfermo.

El Informe Técnico

Es el Anejo 1, Jardinería,  al que me refería en mi anterior entrada, el que desglosa, punto por punto, las actuaciones y justificaciones  pensadas en relación con el arbolado existente.  El informe empieza con unos extraordinarios para bienes sobre la concienciación del Ayuntamiento de Granada y el conocimiento existente sobre lo importante que es el arbolado para mejorar la calidad de vida y ambiental de los ciudadanos. señala las especies seleccionadas para la sustitución e indica que la plantación se iniciará en diciembre, mediante la fijación de los tutores en suelo firme.  Esto señala, a diferencia de lo que los políticos insisten en decir a la opinión pública, que no se van a plantar arboles maduros (como los que tenemos), sino vástagos que deberán unirse a un tutor para evitar que se doblen buscando recursos.

La verdad es esa. No nos van a plantar arboles. Lo cierto es que nos van a quitar los árboles maduros que teníamos, nos van a quitar su sombra, su poder de renovación ambiental y de captación de partículas, por unos vástagos raquíticos, con la esperanza de que agarren. Y habrá que esperar otros 15 o veinte años a que esos árboles estén maduros y vuelvan a ser potentes motores de renovación. ¿Y qué pasará entonces? ¿Habrá una nueva directriz o reordenamiento impulsado  por el ayuntamiento? ¿No estarán a la moda del técnico de turno?

Otro asunto interesante es lo que indica el informe de jardinería en su punto 1.6. Este punto, titulado Huella de Carbono, nos habla sobre los parabienes contra el calentamiento global y el cambio climático de los árboles que van a plantar. Efectivamente los árboles (en realidad cualquier planta  de gran longevidad) son sumideros de Carbono. Esto es así porque el árbol atrapa el C02, libera el oxígeno (O2) y se queda con el carbono (C) para la fabricación de su estructura (tronco, ramas…) Pero lo que no dicen o no entienden estos técnicos es que el carbono permanece en la planta mientras esta está viva. Una vez la planta muere el Carbono vuelve otra vez a la atmósfera. Es por ello prioritario conservar la masa arbórea.  Por supuesto que los árboles mueren de forma natural y tambien ese carbono vuelve a la atmósfera. Pero la diferencia radical es que ese carbono, en muertes naturales, vuelve con cuenta gotas a la atmósfera y en cierta medida es equilibrado por los árboles que alcanzan la madurez y su pleno potencial de transformación. En una tala masiva, ese Co2 vuelve a la vez a la atmósfera, y eso nunca es bueno.

Los políticos también nos decían, siempre con sus medias verdades, que van a plantar más de 300 árboles (exactamente 341). Pero lo que no decían es que se iban a talar 197 árboles (y pueden ser más, si alguno considerado en buen estado estorba durante la realización de la obra). Señores, si quitan 197 árboles las cuentas no son las mismas.  Ustedes van a plantar 144 árboles (o esa es su intención, la naturaleza aun debe decir algo). Sería algo loable, sin duda, si no fuera porque me van  a quitar 197 arboles, árboles maduros, en plena forma.

Porque esa es otra. Lo arboles de mi calle estaban enfermos.

 

Viaje al Pasado

 

Recuerdo  que, cuando estabas mirando los tocones que habían dejado los operarios, Luis de Manuel, biólogo y miembro de la Asociación Conservacionista Agnaden, me preguntó si disponía de fotografías de los árboles que habían talado. Miré al suelo con tristeza, a esos tocones que incluso iban a hacer desaparecer los operarios con sus martillos neumáticos. Hay cosas que uno piensa que van a estar ahi siempre, porque siempre han estado. Esos árboles estuvieron en mis primeros paseos en bicicleta. Y estuvieron el día de mi Primera Comunión, y aunque ya no creo en más que el cielo que me cubre, aun recuerdo el horroroso calor de aquel día de junio y la sombra que me proporcionaron. Y estuvieron el amanecer que decidí realizar la mayor aventura de mi vida, un viaje a pie de mil kilómetros para encontrarme a mi mismo. Y despidieron a mi madre  el día que tuvimos que llevarla por última vez al hospital, su último día en Calle Palencia. Y me saludaron cuando, después de 10 años viviendo en la Zubia, decidí volver a esta calle, mi calle.

Estos árboles, adultos, golpeados, maltratados por los diversos ayuntamientos, habían estado alli siempre y parecía que siempre iba a ser asi. Y es cierto eso que dicen que no se echan en falta las cosas hasta que las pierdes. No, no disponía de ninguna foto de aquellos vecinos verdes. Pero el otro día ocurrío una cosa, algo que lo cambió todo. Mi hermana en una llamada de teléfono me sugirió… ¿Y no habrá fotografías en Google Mapas?

Ah, el cochecito de Google Maps…. como agradezco ahora tus indiscretos paseos. Resulta que Google maps tenía una batería actualizada, de 2019, de fotografias de mi calle.  Y me puse a ello, a tratar de obtener una última imagen de los árboles que desaparecieron una mañana, sin dejar rastro, como polvo en el viento.

 

Este es el Arce que estaba junto al numero 1 de Calle Palencia. Es un Acer negundo, con una esperanza de vida de 75 años. Ahora tenia unos 35 años, asi que podriamos decir que estaba en su madurez como arbol. Se trata de una especie con una alta tolerancia a los contaminantes y con una gran capacidad de adaptación a los substratos pobres. Presenta un problema para los ayuntamientos. Al crecer rápidamente obliga a una limpia y poda casi constante, lo que no suele ser  barato. A veces pienso que si los ayuntamientos pudieran poner arboles de plástico, lo harían.

 

 

 

 


 

Este es un olmo de bola  (Ulmus minor), tambien conocidos como olmo común o negrillo. Este olmo vivía junto al portal 7 de Calle Palencia. Como podeis ver estaba muy enfermo. Es este un arbol robusto y que genera una extraordinaria sombra. Esta especie ha sido muy mermada por ataques de hongos (Grafiosis) en toda España. Actualmente la conservación de esta especie se considera como prioritaria en varios paises europeos. Pese a ello en España, pese a ser un arbol plenamente ibérico y muy ligado a nuestra cultura, solo aparece como especie “de especial interés” en el Catálogo Regional de Flora Silvestre Protegida de la Región de Murcia. Es una especie  muy longeva, y puede superar los 500 años.

 

 

 


 

Otro olmo, de especie desconocida pero seguramente minor.  Ambos árboles daban una buena sombra a los múltiples comercios de ese edificio, favoreciendo el pase de los viandantes y el comercio en ese punto.

 

 

 

 

 


 

 

Otro Arce (Acer negundo), este situado  junto a  los anteriores olmos. Los tres árboles ofrecian una buena sombra a toda la zona. Ahora solo hay una acerra castigada por el sol. Y, con suerte, habrá que esperar otros 15 años para que podamos tener algo parecido.

 

 

 

 


 

 

Otro arce (Acer negundo). Perdonad que no ponga mñas texto, pero lo más importante son las fotos, creo.

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

Otro olmo (Ulmu minor). Mirad que magnífica copa. ¿Os parece enfermo? ¿Os podeis hacer una idea de la cantidad de pajarillos que anidaban, descansaban o buscaban alimento en él? Nadie penso en ellos. Este magnífico árbol ya no está, y todo por que un tecnico, en una mesa del ayuntamiento, marco con una cruz su posición. Y el operario, como una cruel máquina sin sentido ni sentimientos, lo cortó y borro para siempre. Este magnífico arbol estaba en la esquina con Avd. Italia.

 

 

 


 

 

En frente de él estaban estos otros dos árboles. Estos dos si aparentan, al menos en la foto, tener problemas de salud. Es dificil identificar por la fotografía de que especie se tratan, pero Luis de Manuel, botánico, piensa que pudiera tratarse tambiend e arces. En esta esquina a los árboles nunca les fue bien. O por el sustrato o por su acceso a recursos…. ¿Un nuevo arbol plantado aqui, joven, de raices pequeñas…. le debe ir mejor?

 

 

 

 


 

 

 

Este que veis asomando detrás del camión es otro olmo (Ulmus minor). Este estaba situado en la puerta del supermercado Más de la Calle, y en cierta medida ayudaba a aliviar la temperatura del local, en una calle en la que en verano el sol no tiene misericordia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

Y estos dos pequeñines, que tambien murieron en aquella haciaga mañana, tambien parecen olmos. Estaban situados en la parte alta de la calle, justo en la esquina de otra calle con gran volumen de tráfico y ruido, la calle Andrés Segovia.

 

 

 

 

 


 

En definitiva estas han sido las victimas. Ellas y los vecinos de esta calle. Y esto ocurre, como decía en el título de esta entrada, por que muchas decisiones políticas se deciden sobre la frialdad de un plano, sin tocar el pulso de los vecinos. Porque cuando los políticos explicaron el proyecto dijeron que iban a poner más de trescientos arboles, no que iban a talr casi doscientos. En Calle Palencia han arrasado los árboles que hemos visto, aunque aun no han tocado los árboles del sector derecho, por no ir la obra aun por ahi. Pero visto lo visto, todos los árboles caeran.  Y si no lo creeis, mirad las siguientes imágenes. Corresponden a los planos en memoria sobre las actuaciones en jardineria. Para calle Palencia están divididos en tres partes, que son las que siguen:

Estos planos son fáciles de entender.  Allá donde un arbol tiene una cruz debe ser talado. Los árboles rodeados con un círculo deben ser respetados. Al final de los 30 árboles con los que contaba la calle van a ser respetados únicamente cuatro. Extrañamente el arce de mi puerta tambien está marcado para tala, de hecho vi como empezaban a talarlo, pero la tala se detuvo. Sigo sin saber si es porque se está replanteando el proyecto o simplemente porque los operarios tienen suficiente via libre para trabajar.

Y es que al final nuestra sociedad ha llegado a eso. A reducir la vida a una marca en un plano. Igual que los ciudadanos solo somos numeros en las estadísticas de los votos. Simplemente somos eso para los politicos. Estadísticas y marcas en un plano.

 

 


 

“La información no puede obtenerse de fantasmas ni espíritus,

ni se puede tener por analogía, ni descubrir mediante cálculos. 

Debe obtenerse de personas, personas que conozcan la

situación del adversario”

Tzun Tzu, El Arte de la Guerra

 

 

Son las 8 de la mañana de este viernes 22 de mayo de 2020. El viejo Arce que vigila el portal de mi casa, aunque con heridas, sigue vivo. Las dos melias o cinamomos de la esquina de la calle, también respiran. Ayer no sonó el aterrador sonido de la sierra mecánica, sesgando vida. Ayer fue un día relativamente tranquilo, relativamente solo. El único movimiento de los operarios fue la destrucción sistemática, mediante un martillo neumático de los tocones que habían quedado en el suelo. Sin esa prueba, sin ese último resto, resulta ya difícil hacerse una idea del porte o salud de los individuos eliminados.

El poder de la máquina del Hombre aniquiló hasta el último rastro de vida en aras de un supuesto progreso. Como me suena eso.

Toda la mañana la mantuve ocupada, con un oído puesto a lo que pasaba en la calle y con la mente puesta en las acciones que debíamos ir tomando para salvar los últimos árboles de porte de mi calle y los restantes de las calles venideras.  En prensa tan solo el independiente había sacado una breve nota, reflejando los inicios de la tala.

Con un lacónico “Comienzan las Obras del eje Palencia-Arabial con la tala de árboles en el primer tramo“, daba cuenta de las primeras acciones de tala de la mañana anterior.  La noticia venía a resumir las características del proyecto y señalaba la desconformidad de algunos movimientos ecologistas con unas talas que, según ellos, se habían anunciado previamente. Lamento decir que no estoy de acuerdo. Ayer pasé un buen rato releyendo el histórico de noticias, que si tengo tiempo traeré por aquí también, relativo al proyecto del eje Palencia-Arabial. En ninguna de estas noticias las manifestaciones de los políticos, prestos siempre a ponerse una medalla sin ofender a nadie, hablaban de tala de los árboles existentes. Siempre se hacía referencia a un aumento de los árboles existentes, cosa buena por cierto si hubiera sido así.

Lo mejor de este artículo, sin duda, es que podemos ver una fotografía, un primer plano de uno de los árboles que cortaron en la parte alta, y se puede apreciar el tronco y salud aparente del mismo.

Después de leer la noticia contacté con Luis de Manuel Jerez para ver como seguíamos desarrollando el tema. Luis me preguntó si estaban cortando, por si había que preparar alguna acción inmediata, pero viendo que no me contó que su asociación Agnaden estaba ultimando una campaña en Change.Org para recoger firmas por el asunto, El problema es que la plataforma te exige poner el correo electrónico de aquella entidad a la que van dirigidas las firmas, pero  si bien el correo electrónico de la Consejera de Fomento, Doña Marifran Carazo, era accesible, el correo electrónico de D. Luis Salvador, Alcalde de Granada por Ciudadanos, no. Pase toda la mañana tratando de localizar este correo, pero fue del todo imposible por pertenecer a la intranet del ayuntamiento y no estar publicitado en las páginas de transparencia del consistorio

 

Sin embargo, finalmente, a medio día los amigos de Agnaden pudieron lanzar la campaña, y rápidamente la dimos a conocer en redes sociales. Por cierto, si no has firmado, hazlo aquí. La campaña creció ayer enormemente. En solo unas horas superamos las 1700 firmas de apoyo.

Por la tarde la dediqué a tratar de localizar el proyecto del que todo el mundo  estaba hablando, para poder analizarlo y saber cuales eran los planes de este enemigo que era ahora el ayuntamiento. Fue un poco complicado, porque aunque las licitaciones deben ser siempre públicas , localizar un proyecto en cuestión puede ser complicado si no conoces referencias exactas. Pero al final lo hice. Ciertas búsquedas en internet me permitieron localizar datos claves de la empresa licitaria y filtrar los expedientes hasta dar con el que interesaba.

El expediente en concreto tiene el número TMG6143OEJ0 y el título “Remodelación de las calles: Palencia-Avenida de Barcelona-Paseo Jardín de la Reina-Avenida Don Bosco”. No es, por tanto, la licitación de todo el eje, sino solo de la primera parte, la que afecta a las calles Palencia, Barcelona, Paseo Jardin de la Reina y Don Bosco. Contrata la Agencia de Obras Públicas de Andalucía. Ante un número de 19 licitadores para esta obra, la junta resolvió la adjudicación de la obra el 6 de mayo de 2020, adjudicándose la realización de la misma a la empresa Prodesur, Cnes y Proyectos, S.L. por 2.695.592,13€, iva incluido.

No os preocupéis. Podéis acceder al expediente, que incluye clausulas administrativas, memorias y diferentes pliegos, en este enlace.  Cuando accedáis a él, pulsad  en el título “Documentación complementaria” y si os desplegarán todos los documentos del proyecto. En cualquier caso a nosotros nos interesa exclusivamente la memoria técnica del proyecto, y mucho más concretamente el informe técnico de jardinería.  Me he permitido ayudaros y extraer las páginas del informe técnico de jardinería de este proyecto , que os podéis descargar desde aquí.

Esta memoria, realizada por los técnicos del Ayuntamiento de Granada, tiene fecha de junio de 2019, es decir, es responsabilidad del actual gobierno municipal.

Recomendamos desde aquí la lectura de este informe técnico, porque es la justificación del ayuntamiento para arrasar la vida de nuestras calles.

En las conclusiones de este informe, en su página  41 se revela el verdadero alcance de esta obra. Se van a talar 197 árboles solo en la primera parte de la obra, la que cubre esta memoria y que va desde Calle Palencia, Avda Barcelona, Paseo Jardín de la Reina y Avda Don Bosco. Bueno, ciertamente no se habla directamente de tala. La palabra que utiliza el informe técnico es “Sustitución“, cambiar un árbol por otro. Quizás hubiera otras formas de sustituirlos, con saca completa del árbol para plantarlo en otro lugar o parque cercano, pero evidentemente ha optado por la tala. Y esto, en un momento en el que la misma Europa habla de la emergencia climática que vivimos y la absoluta protección que debemos realizar sobre nuestros árboles, único motor de cambio de nuestra alterada atmósfera, es una completa aberración.

La justificación para esta “sustitución”  es, según los técnicos, la debilidad, enfermedad o simple fealdad de los ejemplares, que consideran inadecuados para el tamaño de las calles. Es decir, hay aspectos estéticos aparentemente superiores a los ecológicos. Ante la acusación de que los árboles estaban enfermos, en fin, permítame que lo dude. No digo que bastantes de ellos estuvieran pasando problemas debido a la enorme presión medioambiental que sufren y a la escasez de recursos, sobre todo hídricos. No dudo que muchos de ellos tuvieran heridas mal cicatrizadas, producidas por unas podas realizadas casi siempre fuera de temporada, atendiendo a demandas urgentes del ayuntamiento que poco tenían que ver con las necesidades biológicas del árbol. Pero pese a todo, con problemas, con dificultades, feos (por que hay muchos que no pertenecemos al mundo de los Ken o las Barbies), resistían. Sobrevivían en el mundo hostil que les habíamos proporcionado. Y daban sombra, y proveían de aire limpio en la medida de sus posibilidades. ¿Sabía usted, señor alcalde, que los olmos que usted ha mandado guillotinar son precisamente de las especies más valoradas para atrapar las micropartículas contaminantes (por las características semi pegajosas de sus hojas) que tanto daño hacen en esta castigada ciudad? ¿Ha tenido usted en cuenta que estamos en época de nidación, que son múltiples los pajarillos que en esta época sacan a sus polluelos adelante y que muchos de ellos habían hecho su nido en los árboles que usted ha mandado ajusticiar? ¿Conoce usted el grado de protección de las aves insectívoras? Nos extrañamos ahora de la disminución de gorriones en nuestras calles, de que ya no hay tantos como cuando erramos niños. Ese pequeño pajarillo, tan urbano como nosotros mismos, está desapareciendo. Y acciones como las tomadas por el Ayuntamiento de Granada contribuyen a ello.

Un informe de febrero de 2018 de la asociación Agnaden, asociación granadina de biólogos, daba a conocer el estado de los árboles de este Eje Palencia-Arabial, verificando su buen estado de salud. Evidentemente no todo el mundo piensa igual y lo mismo antes de coger la sierra habría que haberlo meditado un poquito más. Porque ahora hay escaso arreglo.

No, no me parece bien que usted haya quitado de mi calle, una calle orientada Este-Oeste y con un castigo brutal de sol, unos árboles maduros, en plena eficiencia ecológica y perfectamente asentados en un terreno que no es fácil para la vida. Y no me parece bien que usted quiera regalarme el oído como que va a plantar más de trescientos árboles en compensación. No señor, usted no va a plantar árboles. Usted va a plantar sendos palitroques y va a cruzar los dedos, como todos, para que agarren. Los árboles que usted, porque ha sido usted con su desidia o su incompetencia, ha talado habían sido plantados hace mucho tiempo, lo dice la misma memoria. En aquel tiempo los condicionantes atmosféricos y biológicos del barrio quizás fueran más benignos, permitiendo que estos arboles crecieran, aun con dificultad. ¿De verdad usted espera no tener ningún problema con esos palitroques que va a plantar, esperando que echen raíces y fructifiquen?

No, en una situación de crisis biológica, lo primero que se respeta es la vida. De nada me sirven sus aceras ortopodologicas, o con el rimbombante nombre que quieran ponerle, si en mi calle no hay vida.

Usted no ha actuado como un alcalde. Ha actuado como un trilero y quiere cambiarme un árbol maduro por dos palos.

 


Llevaba varios años  sin escribir en este blog.  La última entrada hacía referencia a un hecho desastroso, la muerte de un lobo en el norte que dejó al descubierto la nula sensibilidad ecológica de nuestros gobernantes. Hoy tengo que volver a este blog traído por otro desastre, y este ocurrido en la misma puerta de mi casa.

Ayer miércoles, día 20 de mayo de 2020, me levanté en este encierro de libertades personales que nos ha impuesto la pandemia de la Covid-19.  Un mensaje vía wastup de un familiar y vecino me advertía de un hecho inaudito. Estaban talando los árboles de la calle. A la pregunta de si no sería una poda a destiempo y mal, como casi todas las que suele organizar el ayuntamiento de Granada, me confirmaba lo peor. Estaban talando, no podando.

No me lo podía creer. Arboles que podían llevar veinte, treinta años con nosotros, arboles sanos….. ¿Talados?.

En la calle se estaban preparando para la realización de unas obras. Cierto es que unos días antes, exactamente el día 15 de mayo, al ver la disposición del material de obra desde mi balcón colgué este lacónico mensaje en mi cuenta personal de facebook:

 

Efectivamente, todo presagiaba lo peor. Cierto es que esta calle, de unos 50 años de antigüedad, miles de canalizaciones y reformas. Cuando no era la electricidad eran las conducciones del agua, la fibra óptica o mil cosas que se han ido soterrando. Pero siempre, con mayor o menor suerte, se ha tratado de respetar a los árboles de la calle. Arboles que por cierto eran olmos, arces y delias, arboles en absoluto alérgicos.

Pero no sé por qué, esa intuición lobuna que ahora me acompaña a diario, me hizo presagiar vientos oscuros sobre el horizonte. Y así fue.  El día 20 de mayo al ruido del martillo neumático se le unió al de la sierra mecánica. Sin saber mucho que hacer y tratando de cerciorarme de lo que había bajé a la calle dispuesto a enterarme y hacer alguna foto. Lo que vi me dejó pasmado. A escasos 50 metros de mi portal había un operario, leñador, supongo, esforzándose en cortar a ras de suelo un grueso tocón, Del árbol ni rastro, bueno sí, había un contenedor hasta los topes de troncos y ramas.

Me recordó una pobre fosa común.

Me armé de valor y, aunque aquellos tipos portaban sierras mecánicas, grabé este video. Perdonad los movimientos, pero iba andando.

 

 

La tragedia era mayúscula, como habéis visto. Todos los árboles de la parte alta, acera izquierda de Calle Palencia (Granada) habían caído. Solo quedaban unos penosos tocones, restos ridículos de los preciosos árboles que sombreaban la calle. Y aparentemente los tocones parecían limpios, sin taladros o huellas de enfermedad. Los operarios cubrían estos tocones con el serrín de a propia matanza, en el cruel intento de nuestra sociedad de dulcificar la muerte allá donde surja. Somos así de lamentables. Si no vemos el dolor, no duele.  Y eso veía entre mis conciudadanos, atareados en sus compras diarias y sin prestar atención a aquel espantoso crimen ecológico.

 

Absolutamente pasmado miré al fondo de la calle. Allí quedaba el árbol de mi portal y los del fondo de la calle. Me acerque a ellos, para tratar de obtener unas imágenes de los árboles antes de que acabaran con ellos.

No sabia que hacer. Es como cuando te enfrentas a una ola y sabes que nada ni nadie la va a parar. Aquellos magníficos árboles iban a caer, como habían caído los de la parte alta de la calle. Hice lo único que sabia hacer. Compartí estos videos  en facebook y twiter y contacté con Luis de Manuel Jerez, buen amigo. Luis es Biólogo, especializado en botánica y profesor. Es además miembro activo de la asociación Agnaden, una asociación histórica del ecologismo granadino. También es miembro de Equo Granada-Los Verdes, de su faceta más ecológica y menos política. Por eso sigue siendo amigo mío.

Luis me manifestó su preocupación y que inmediatamente se ponía a ello. Era ya la hora de comer y me dijo que se iba a acercar a recoger alguno de los troncos, para tratar de hacer alguna maniobra con ellos. Yo agarré alguna cosa del frigorífico y comí tan rápido como pude. Cuando acabé de comer me asomé al balcón. Los operarios habían terminado su turno de almuerzo y continuaban la tala. El siguiente era el de mi portal. Comenzó la sierra a hacer su tenebroso sonido, a herir, a cortar, a esquilmar la vida. Las ramas caían, poco a poco. Cuando se corta un árbol de gran porte primero hay que aliviar el peso de las ramas superiores, para que la caída sea más o menos controlada. Algunos operarios se dirigieron al siguiente, más pequeño, y lo mataron con rápidos cortes.

Y de repente pararon. Miré el reloj. Apenas eran las cuatro de la tarde. No hacia calor. Me resultaba  extraño que hubieran parado tan rápidamente. ¿Habría llegado a algún lado mis videos?. Efectivamente comprobé mis cuentas y los videos estaban siendo compartidos muchísimo. ¿Habría llegado a algún sitio?

Pero ya tenía que verme con Luis. Había quedado con él en una cafetería de la calle. Cuando llegué vi la cara de Luis y sus ojos lo expresaban todo. No se lo podía creer. Lo invité a ir al principio de la calle y grabar un video en el que el, como botánico, nos pudiera ir diciendo lo que veía. El video es este:

 

Está todo dicho. Los árboles, en su mayoría olmos, estaban todos sanos. La tala se había realizado sobre árboles sanos, de porte, y absolutamente hipoalergénicos.

Luis sugirió hacer alguna acción, en unas horas, frente al ayuntamiento. Pero finalmente, por la premura, no lo pudimos coordinar.

Yo en mi casa, solo, absolutamente endemoniado, no sabia que hacer. Así que busqué la cuenta de twiter de nuestro alcalde, el señor Luis Miguel Salvador García (Ciudadanos). En realidad este señor solo es culpable de no tener valor para enfrentarse a la Junta de Andalucía, porque la decisión parece venir de la Consejera de Fomento de la Junta de Andalucía, la señora Marifran Carazo Villalonga (PP). Pero es a mi alcalde al que pido responsabilidades, porque es él el obligado a proteger mi ciudad. Y puse este tweet

Según he podido ver esta mañana mi modesto tweet pudo ser visto 105 veces. Espero que algún lugar llegara, especialmente al implicado.

Mis sensaciones eran ambivalentes. Por un lado estaba feliz, por no escuchar la sierra mecánica, pero el no saber si  habiamos podido detenerla para siempre  me ponía  de los nervios.  No pude hacer otra cosa que escuchar una canción demoledora, inspirada en el cambio climático y que me dio a conocer Eva, mi pareja.  El grupo es Marillion, y la canción se llama Seasons End, el fin de las estaciones. Leed la letra porque no tiene desperdicio.

 

 

Y así estamos. Aun en la trinchera. Luchando por los sin voz. Luchando por criaturas tan viejas como uno mismo. Luchando por nuestra salud, por nuestra calidad de vida (si, eso que nos quitan de poco a poco). Y lucho no porque me guste. Lucho porque no soy una oveja, porque no estoy dormido. Lucho porque reconozco el poder del poderoso, por muchos lazos de color que ponga a sus regalos envenenados. Y puede que no logre nada. O quizás si. Pero lo que está claro es que pondré los cadáveres encima de la mesa del culpable.

Yo soy Lobo Marley

Publicado: 13 junio, 2015 en Acción Montañera
Etiquetas:, ,

ojos Lobo-tony-beck

                    Mírame, humano, y dime que ves.

                    Soy ese que odias y temes. Ese que desconoces. Soy tu enemigo.

                    O eso  crees tú.

                    Durante siglos has contado a tus vástagos terribles historias sobre mi pueblo. Tus hijos han crecido  odiando todo lo que represento. La oscuridad salvaje del bosque te asusta, porque ya no perteneces al bosque. El viento poderoso te aterroriza porque en él no ves libertad, sino demonios. Temes al agua que corre por los arroyos porque tu cuerpo es ahora débil y te enfrentas a la naturaleza con inseguridad y timidez.

                     Pero esto no siempre fue así. Hubo un tiempo en el que tu pueblo respetaba las costumbres de mi pueblo. Ellobo descansando bosque era por entonces tu casa y las altas ramas tu techo. Comprendías los sutiles equilibrios que tejen la vida y te unen a ella.  Tú y yo compartíamos recursos, tus necesidades eran iguales a las mías. Cantabas a la luna igual que sigo haciendo yo ahora.

                   Acabamos corriendo juntos, detrás del ciervo, detrás del gran elefante lanudo, acorralando al cerdo de dientes afilados. En ocasiones os observábamos desde lejos, y fue fácil comprender vuestras costumbres porque eran iguales a las nuestras. Cuando protegíais a vuestra familia o arrancabais una vida, sabíamos porqué lo hacíais. La oscuridad del bosque os atraía, como el mayor de los misterios, y vuestros pasos en él eran suaves e inocentes. El mundo era primigenio y no había maldad ni enemigos. Solo equilibrio.

                     SHAMANS_SKIES_n_ANIMALS_shamanwolf46Vuestros hombres sabios nos observaron y comprendieron la fuerza de nuestra estirpe. Fuimos un símbolo para vosotros mucho antes de que lo complicarais todo adorando cosas que ni veis ni comprendeis. Representábamos  la fuerza del bosque vivo y los grandes territorios de caza. Fuimos hermanos en un mundo misterioso y virgen.

                        Algunos de los nuestros se acercaron hasta entrar a formar parte de vuestras familias y clanes.  Fue el primer encuentro, natural y no forzado, que sucedió entre diferentes estirpes en este planeta. Amistad leal os ofrecieron los nuestros, pero acabasteis convirtiéndolos en marionetas. Los domesticasteis al tiempo que os domesticabais.

                    Muchos decidimos permanecer en lo salvaje, aullando desde las cimas venteadas, recorriendo la umbría de los valles, atravesando arroyos y senderos, bajo la luz de la luna y los primeros rayos del alba.

                    Pero al tiempo que tu estirpe prosperaba, el bosque comenzó a conocer tu voracidad. Ya no entendías el bosque como tu hogar. Era simplemente lo que quedaba al otro lado de tus muros, y todo allí te parecía hostil e incómodo. Las umbrías dejaron de ser para ti sagradas y sus habitantes dejaron de ser compañeros.

                    Te resultó fácil convertirme en enemigo. Yo representaba justamente lo que tú habías sido, el pasado que querías olvidar. Desde el momento que no te sentías parte del bosque, te pareció que todo el bosque era tuyo. Cada criatura en él te pertenecía a ti y solo a ti. Te volviste egoísta y ególatra. Te aislaste, como un rey loco que fantasea con ridículas posesiones.

wolf_13                  Yo te robaba la caza, decías. Yo mataba tus rebaños y volvía peligrosos los caminos. Yo era tu enemigo y debías hacerme la guerra hasta exterminar mi estirpe de la faz de la tierra. Eso decías en tu locura.

                 Yo no soy un ladrón, humano. Sobrevivo en los campos salvajes, en los pocos lugares a los que aun no has llegado. Mis territorios han menguado exclusivamente por tu culpa. Eres voraz y mezquino, Después de quitármelo todo insinúas que soy yo el que te roba. Como si algo fuera tuyo. Como si alguna vez te hubiera pertenecido.

                 A tu pueblo le sobra la grasa en el cuerpo. Coméis carne aunque no la cazáis. ¿Cómo vais a respetar lo que os coméis si no veis sus ojos, si no sentís el cálido aliento cuando su vida pasa a vuestro cuerpo? ¿Es eso natural? ¿Es eso lo que entiendes como “bueno”? Nuestra estirpe lucha por cada gramo que consume. Perseguimos al corzo y al ciervo, pero ¿cómo debemos reaccionar cuando dejáis vuestros rebaños sin guarda en nuestros territorios de caza? Somos supervivientes, como lo erais vosotros antes, y aprovechamos los recursos que se ponen ante nosotros. Y no hay maldad en eso. Solo supervivencia.

              images4NI07YFN Mi familia necesita mi protección. Mis pequeños necesitan mi cuidado. Mi ferocidad la guardo solo para los que quieren hacernos daño. Cuanto tendrías que aprender de mi, humano. Tú, que muchas veces guardas los dientes para los tuyos, quieres convertirme a mi en demonio.

                Te empeñas en acabar conmigo, me desprecias y me humillas con trampas burdas a las que accedo asustado y  solo porque el terrible hambre anida en mi cuerpo. Desde la lejanía, como tú solo sabes hacer, acabas con mi vida. Sin saber nada de mi. Sin tratar de comprenderme. Arrancas mi piel y la muestras a los tuyos, como si hubieras hecho un gesto de gran valor. ¿Cuántas heridas en tu cuerpo respaldan esa valerosa acción? Yo me enfrento con uñas y dientes, y muchas veces pierdo. Valor es enfrentarse con miedo. Valor es tener algo que perder.

               Tienes tanto que aprender…

               Pero escúchame bien, humano. Yo soy el lobo. Soy el último espíritu salvaje del bosque. Mi sombra aun pasea por los antiguos territorios de caza. Resisto en un mundo robado por el hombre.

               Soy la mirada astuta. Soy el corazón fuerte y el colmillo afilado. Soy la libertad indómita. Nada me pertenece y sin embargo soy el rey en la montaña. Soy todo lo que has sido y sin embargo olvidado.

                 Recuérdalo bien: si yo desaparezco, tu estirpe se acabará perdiendo, como un soplo de polvo en el viento. Te crees eterno y no eres más que un latido en el tiempo.

                 No odies lo que has perdido.  Encuentra el camino a casa.

Lobo-tony-beck

Marley, La muerte de un símbolo

               Marley recorrió los bosques de Picos de Europa por última vez un 21 de agosto de 2012. Quien sabe que rastro  o que impulso lo condujo hacia ese preciso momento. Sus agudos ojos no fueron capaces de distinguir la camuflada piel del asesino. Su olfato, que tantas veces le había salvado, no le advirtió del peligro debido a un viento traicionero. Su agudísimo oído no le sirvió de nada, por que cuando lo escucho ya era demasiado tarde, ya tenía aquel trozo de metal hiriente hundido en su cuerpo. El bosque se volvió silencioso durante un momento.

             Marley, un lobo ibérico  (Canis lupus signatus), fue abatido aquel triste día siguiendo la resolución administrativa de 2Iberian Wolf de agosto que ordenaba la muerte de seis lobos en el Parque Nacional de Picos de Europa. Que pena  que sean la burocracia y los trajes grises los que den muerte a un espíritu tan magnífico y salvaje de nuestros bosques.

            Marley tenía nombre por que los científicos lo habían encontrado un año atrás, cuando aun era un joven cachorro, y procedieron a identificarlo y balizarlo mediante un sistema GPS-GSM. Estos técnicos, a instancias del Parque Nacional de Picos de Europa, estaban realizando un seguimiento de la población de cánidos en el parque. Un programa costoso, una vez más pagado por el ciudadano, pero que no se tuvo en cuenta en absoluto a la hora de dar muerte a uno de los lobos del estudio.

           La muerte de este lobo, uno más en la nutrida lista de bajas de su especie a manos del hombre, fue algo más que la simple muerte de un animal salvaje. Por el hecho de ser conocido, no un simple número en una base de datos, se convirtió en un símbolo. Numerosas organizaciones ecológicas y proteccionistas se unieron en un frente común de defensa del lobo ibérico. Y de todo aquel revuelo surgió Lobo Marley, la que quizás haya tomado de forma más firme el símbolo del lobo como bandera para los espacios salvajes.

          Muchos os estaréis preguntando a estas alturas a que viene esta entrada en un blog de deportes de aventura como es Del Monte a la Mar. Lo primero que habría que deciros es que los deportes en el espacio natural no tendrían demasiado sentido si no hubiese un espacio natural. La conservación del medio es por lo tanto algo fundamental para cada ciudadano y mucho más para los practicantes de los deportes de aventura. Por otro lado debo reconoceros que el lobo ha causado siempre en mi una especial admiración. Y sus formas y modos me han servido de inspiración para resolver o sobreponerme a los problemas. Recientemente decidí que era tiempo de devolver al lobo parte de lo que me había dado. Decidí convertirlo en mi emblema y luchar por su defensa. Por que su situación, especialmente en Andalucía, es trágica. Y por que si recuperamos al lobo recuperaremos lo salvaje y nos recuperaremos a nosotros mismos.

           Pero dejad que os deje un momento con Luis Miguel Domínguez, naturalista reconocido y presidente de la Asociación Lobo Marley, a la que también pertenezco.

           Esta ha sido solo la primera entrada, por que el lobo ha llegado a este blog para quedarse, como quizás algunos hayáis intuido hace meses. Pero he querido publicarla hoy, 13 de junio de 2015, día de mi santo, por que justamente hoy un gesto necio de la burocracia cántabra ha lanzado una batida contra el lobo en aquel territorio. Hoy no han podido matarlos por que la niebla ha venido a cubrir el bosque, ocultándolos. Pero mañana los cazadores volverán a intentarlo y lobos morirán.  La tristeza me ha impulsado a escribir esto.

           Inicié esta entrada mirándoos desde el interior de un lobo, como debo hacer muchas veces para comprender lo que veo a mi alrededor. Pero vendrán más entradas y más proyectos. Más adelante os hablaré de la situación del lobo en España y de la tragedia de la última manada de Andalucía. Entre aventura y aventura procurare traeros retazos del lobo, mi maestro.  Y quizás con algo de suerte logre hacer que lo veáis con otros ojos. No como una mascota o un peluche. Quiero que lo veáis como una criatura admirable, como el último espíritu salvaje de nuestros bosques.

Wolf-Sketch-wolves-916016_500_375


Por Antonio Salinas

Fotografías: Jesús Molina 

11046634_953504994681535_4484578175983540636_n

                    En la zona de montaña controlada por el Refugio del Postero Alto, en pleno Parque Nacional de Sierra Nevada, se alza un pico de nombre humilde pero que, sin tener dificultades técnicas, ofrece un aceptable desafío de resistencia. Cerro Pelao se alza junto al apretado conjunto de cimas al que se unen Picón de Jerez y el casi mimetizado Puntal de Juntillas. El ataque al conjunto Picón-Juntillas-Cerro Pelao se puede hacer por dos vías básicamente. La más técnica transcurre por el alpino y agreste Barranco del Aloriz, de singular belleza. Para esta vía son necesarias cuerdas en algunos puntos y una profunda comprensión de los sistemas de anclaje y de la nieve. Es un peligroso camino de avalanchas, así que hay que ser muy precavido durante toda la progresión. La segunda vía, menos técnica pero que pondrá a prueba nuestras capacidades de resistencia, transcurre por la Loma de Enmedio. Dado que con nosotros venían compañeros que se estaban iniciando en el conocimiento alpino, decidimos realizar la ruta por esta última vía, más segura, asegurándonos así un gran día alpino.

mide

Track en wikilock de la ruta (cortesía Rincón del Viajero)

                  En esta ruta formábamos cordada Javier Ponce, Jesús “Chechu” Molina, de la Granadina de Espelobarranquismo, José Antonio “Kiki” Martín, del Rincón del Viajero, y quien esto subscribe. Tras nuestro encuentro a poco más de las 6:00 de la mañana iniciamos la ruta en coche hasta el Refugio Postero Alto. Las primeras luces nos sorprendieron en la pista forestal, que se encontraba increíblemente transitable y que ya comenzaba a mostrar las primeras manchas de nieve. Nos apeamos del coche, estiramos piernas y comenzamos a organizar el equipo. Al no llevar la cacharrería de las rutas técnicas era ligeramente más ligero, aunque aun así Kiki y yo llevábamos también pala de nieve, sonda y ARVA. Era de esperar que la loma inicial estuviera bastante limpia de nieve, pero una vez accediéramos al altiplano que antecede a las cumbres posiblemente nos encontráramos con acumulaciones de nieve procedente de las cumbres cercanas y era prudente llevar ese equipo adicional.

                Comenzamos la subida abandonando el refugio a través del amplio cortafuegos que encara las cimas. Los pinos11046773_953503661348335_2456105019404288641_n cercanos nos rodean con su olor limpio. Los pájaros saludan a la mañana. Pronto el cortafuegos desaparece y nos queda un ligero sendero, un leve trazo en la ruda piedra. A partir de aquí el sendero eleva su inclinación, que parece querer llegar a las cumbres con voracidad, discurriendo serpenteante entre piornales. No hay nieve aun, así que el ascenso es rápido. Como mantenemos siempre la vista al frente no somos realmente conscientes de la razón de ese repentino cansancio que parece anidar en nosotros. Una mirada rápida a nuestra espalda nos revela que el refugio se ha quedado allá abajo, muchos metros allá abajo.  Comienzan a surgir los primeros neveros, ligeros al principio, que sorteamos sin dificultad. Pasamos junto a unas ruinas hoy día casi 10425455_953504081348293_6282331094842284308_ninapreciables, Las Casillas de los Rojos, débil recuerdo de la pasada Guerra Civil.  Los machos de cabra montés se han hecho del señorío de estas tierras aportando cordura a un territorio hermoso, aun ahora alejado del hombre.

           Las palas de nieve son cada vez más abundantes, pero siendo todavía terreno mixto no nos animamos a poner crampones. Como la nieve no es dura optamos por pasar los neveros con cuidado, empleando la técnica de ir creando escalones mediante golpes secos de bota. Así llegamos al Puerto de Trevelez, donde la loma se recrudece y se muestra completamente  cubierta de nieve en su vertiginosos ascenso hasta las Piedras de los Ladrones. Decidimos poner crampones por que la pala es ya considerable. 11050828_953503958014972_2392919979027454380_nLas Piedras de los Ladrones (2.944 metros) son un conjunto de rocas amontonadas que ofrecen refugio para un eventual vivac. La zona, muy venteada, está descubierta de nieve y ofrece un cómodo lugar de descanso. La altitud se nota ya en este punto. Los pasos son cada vez más pesados y, mientras nos desplazamos por el pequeño altiplano cubierto de nieve descompuesta, vemos que se nos ofrecen dos alternativas. O realizamos un ataque frontal a Cerro Pelao, que ya podemos ve ver frente a nosotros, o ascendemos primero a la cuerda del Puntal de Juntillas para encarar la última parte. Optamos por esto ultimo llevando nuestros pasos y nuestra carga como podemos. Yo me siento algo mareado. Creo que se debe al hecho de que no llevo gorra (despiste, se me olvidó). Se lo comento a los compañeros y Kiki rápidamente me da un suplemento de azúcar y me obliga a ponerme un puff en plan pitufo explorador. Poco a poco me r11038700_953504734681561_7854973314239931928_necupero y la salvaje belleza de Sierra Nevada me vence al asalto cuando alcanzamos la cuerda del Puntal de Juntillas. Frente a nosotros se extiende el amplio muro de tres miles del parque. Las norte de Mulhacen, Veleta, Machos y Alcazaba se nos muestran desafiantes. Más cercanos el Puntal de los Cuartos y su espectacular cresta hasta el Pico del Cuervo. A nuestra derecha, casi inapreciable, Picón de Jerez, y a nuestras espaldas, magnífico y espectacular, el Ventisquero del Carbón, el circo que conduce hasta el Barranco del Aloriz. La zona nuevamente está despejada de nieve y aprovechamos para sacar el resto del equipo de progresión. El camino que queda hasta la cima está cubierto de hielo duro, así que se hace recomendable utilizar casco y piolet.

11037320_953504311348270_9038454610708809542_n

                          Aunque la cima parece aun un solido bloque de roca y hielo, en realidad queda muy poco para alcanzarla y así resulta ser. En cima coincidimos con otros tres grupos que de forma independiente han atacado esta cumbre por diferentes vertientes. Durante unos minutos saboreamos la cima alcanzada, el esfuerzo que ha sido necesario y la sobrecogedora belleza disponible para el que ha estado dispuesto a pagarlo. El viento, continuo aunque no molesto, nos recuerda donde estamos y que nuestro paso por allí es breve.

10403500_953504898014878_2704602776475991018_n

                       Iniciamos el descenso, con precaución en la primera parte que sigue helada hasta alcanzar las Piedras de los Ladrones. Nuestros ojos permanecen vigilantes mientras descendemos, por que siguen subiendo equipos por encima nuestro y las palas de nieve tienen la inclinación adecuada para generar avalanchas. Una vez que llegamos a la Piedra de los Ladrones quitamos crampones y aprovechamos para comer. Estos suelen ser los mejores momentos en toda cordada, con la cima hecha, llenando el estómago y hablando de mil cosas y anécdotas. Hermanamiento de montaña fraguado con sudor, debilidad y fortaleza.

10985484_953505054681529_319100741562392179_n

                      Solo nos queda descender la inmensa Loma de En medio, haciéndonos conscientes de todo lo que ha habido que subir. En el refugio esperan cervezas.

11046310_953504911348210_2120990669900567128_n


                            Pues si, después de mucho pensar he decidido abrir una página de Facebook vinculada  a este blog para hacer más ágiles las actualizaciones y facilitar otro medio a los lectores  para estar en contacto. Sabéis que tardo más de lo que quisiera muchas veces en publicar los artículos. Esto la mayoría de las ocasiones se debe a que trato de preparar los textos de forma adecuada y ofrecer información útil. Eso lleva tiempo y muchas veces no dispongo de todo el que quiero. Sin embargo no significa que no estemos haciendo cosas. Mil aventuras se planean y se desarrollan entre artículo y artículo. Está página de Facebook permitirá tener un contacto más directo y continuo y serán muchas las cosas que se publiquen ahí que no se publiquen en este blog. Os invito a decir que os gusta. Podéis acceder a la página de Facebook pinchando en la imagen de este artículo. Espero que la idea os guste.

Minientrada  —  Publicado: 22 marzo, 2015 en Blog
Etiquetas:,


Bonington

             Con enorme alegría recibimos los amigos de la montaña de Granada la noticia de que la Fundación Caja Granada iba a preparar una acto en el que intervendría Chris Bonington, una de las leyendas vivas de el alpinismo y de la exploración de alta montaña. Y fue una alegría porque más allá de los pocos casos en los que los logros de un montañero son debidamente recogidos, y hasta maximizados, por los medios de comunicación, la montaña (pese a su sacrificio, su desafío y su gran enseñanza) es el gran olvidado de nuestro deporte nacional. Una ciudad como Granada, con el magnífico macizo de Sierra Nevada a sus espaldas, bien merecía la visita de una figura de tan altísimo nivel como la de Bonington, y es justo agradecer el buen ojo de la fundación.

                Como niños dispuestos a ver una fabulosa función nos reunimos los amigos que normalmente solemos atacar las cumbres bajo la común bandera de Gran Embolao. Eran las 19:45 y una inmensa cola aguardaba junto a la puerta de acceso. El bueno de Fausto Ortega había podido escaparse antes asegurándonos una buena posición en la misma, así que comenzamos el acceso inmediatamente.

Mesa Bonington

                La mesa del acto estaba compuesta por José Manuel Anglada, auténtico pionero de la escalada española, quien actuaría de improvisado traductor. Le acompañaba Miguel Angel G. Gallego, Montañero y buceador murciano de altísimo nivel, que con sus palabras introductorias y su moderación nos haría comprender los enormes conocimientos y pasión con las que a sabido abordar el desafío de la montaña. Ellos dos arropaban a un Chris Bonington octogenario pero que aun conservaba la fiereza de su mirada. Tres auténticas bestias pardas de la montaña permanecían sentados, humildes, mirando un gallinero atestado de gente. La conferencia de Bonington giraría en torno a su vida, por que solo con eso hay paraBonington en el atril escribir  varios kilos de papel: “Mi Vida de Escalada”. Y no es para menos. Algunos de los reconocimientos obtenidos por Bonington y la humildad con las que los pasea simplemente te dejan sin habla:

  • Nombrado Sir (Caballero) por la Reina de Inglaterra, titulo recibido anteriormente por Sir Edmund Hillary.
  • Orden del Imperio Británico.
  • Medalla de la Royal Geographical Society.
  • Orden de la Reina Victoria.
  • Piolet de Oro Internacional
  • Medalla Lawrence de Arabia de la Royal Society
  • Presidente del movimiento conservacionista Mountain Wilderness, sucediendo a Sir Edmund Hillary

Bonington, Cazador de Imposibles

             Si por algo se ha caracterizado la trayectoria montañera de Chris Bonington ha sido por su obsesión de abrir vías nuevas, las más difíciles, en las cimas que escalaba y por ser un magnífico organizador o Jefe de Grupo de Expedición. Con puntualidad inglesa, a las 20:00 horas el acto comenzó con unas primeras palabras de Miguel Ángel Gallego, quien con sabiduría y emoción nos puso en antecedentes de la figura que teníamos delante, del auténtico animal alpino que había descendido hasta aquella sala. Su vida, simplemente apasionante, nos servirá de excusa en esta entrada para realizar un recorrido por las paredes más desafiantes de nuestro planeta. Preparad palomitas, por que esta entrada os llevará un tiempo acabarla al completo.

                 Bonington se levantó y con paso calmado inició la narración de una vida épica, desafiante y plena que comenzó un 6 de Agosto de 1934 en Hampstead, Londres. Sus primeros encuentros con la roca sucedieron en 1951 a la edad de 16 años. Accedió a la Academia Real Militar de Sandhurst, donde acabó licenciándose en el Regimiento Real de Tanques allá por 1956. Este destino le permitió salir por primera vez de su país encontrándose con las altas cumbres de Europa, ya que fue enviado al norte de Alemania. Después de tres años en este destino sirvió como instructor militar  de montaña durante dos años más.

                     Hacia el año 1958 volvió a interesarse por los Alpes, integrándose en la primera cordada británica que realizara el ascenso por el Pilar Suroeste del Dru, también conocido como Pilar Bonatti, en Chamonix. Esta cordada estaría integrada además de por Bonington, por otros grandes escaladores: Don Whillams, Jan Dlugosz e Ian Clough. A continuación podemos ver un fragmento de una película de la época donde se da cuenta de la primera ascensión de Bonatti a esta magnífica aguja.

                     En 1960 Bonington se embarcó en un navío, la forma más económica de viajar en aquella época, con destino a la India. Su objetivo era integrarse en una Expedición conjunta británico-india-nepalí, con la cual y junto a Dick Grant, Capitán de los Royal Marines, y a Ang Nyima, Sherpa de la Brigada de Gurkhas, consiguió el primer ascenso al Anapurna II (7937 metros). El Anapurna II es un pico situado al Oeste del macizo del Anapurna, a más de 30 kilómetros de distancia de la cumbre principal (Anapurna I), totalmente independiente y casi de la misma dificultad.

                    En 1961 se hizo evidente que sus expediciones resultaban incompatibles con su trabajo en el ejército, asi que decidió abandonarlo para integrase en una expedición civil que trataría de abrir una nueva vía en el Nuptse (7861 metros).  En la región nepalí de Khumbu, a solo dos kilómetros  al suroeste del Everest, el Nuptse ofrece su  cara Sur, un demoledor y gigantesco muro de roca. Su nombre significa “Pico del Oeste”, ya que en realidad forma parte del macizo conocido como Lhotse. Más que un pico, el Nuptse debería ser considerado como una cresta formada por varios picos. Y aunque por otras vertientes no es un ascenso difícil y de hecho forma parte de la ruta de campos bases que dan acceso al Everest, la enorme complejidad de su cara sur bien merecía una expedición. En palabras de Bonington el equipo tenía una forma un tanto anárquica de trabajar. Eran un grupo de bien dotados escaladores extremadamente decididos a encontrar su propia vía hasta la cumbre. Bonington se encontró con el equipo en Katmandhu, desde donde partirían en un largo treking  El primer ascenso fue conseguido el 16 de mayo por Dennis Davis  y el Sherpa Tashi, y solo unos días después por la expedición británica de Bonington. Es tal la dureza y la dificultad técnica de esta pared que hasta la década de los 90 no volvió a intentarse de forma sistemática para buscar nuevas vías.

                     Recientemente, en octubre de 2012, los himalayistas españoles Alberto Iñurrategi, Juan Vallejo y Mikel Zabalza lograron quedar a tan solo 160 metros de la cumbre, pero el fuerte viento les obligó a abortar, como podremos ver a continuación.

                     Al acabar la expedición al Nuptse,  Bonington volvió a Europa para volver a integrarse con el equipo de Don Whiliams. Inicialmente su objetivo era lograr cumbre por la cara norte del Eiger, para lo cual acamparon junto a su base. Pero el verano no parecía dar tregua y el mal tiempo hacía inviable intentar el ascenso por lo que en Agosto el equipo decidió moverse hasta otra zona que estaba en liza en el panorama alpinístico del momento. El Pilar Central del Freney resulta ser la vía más complicada y técnica de acceso al Montblanc. En julio de ese mismo año dos cordadas, una francesa y otra italiana, estaban tratando de abrir la vía cuando se desató una tormenta terrible que acabó con la vida de cuatro de los siete alpinistas que luchaban por la cima. Los tres montañeros supervivientes, entre los que se encontraba Walter Bonatti, se vieron obligados a retirarse por mal tiempo. Un mes después llegó la cordada de Bonington,  consiguiendo abrir la vía y logrando cima entre el 27 al 29 de Agosto. A partir de ese momento esa vía sería conocida como la Vía Británica, y ¿que mejor que ver una escalada actual de esta para comprender su dificultad técnica?

 

                    En septiembre de 1961 Bonington consiguió un trabajo estable en Inglaterra que debía aprender a combinar con su pasión por las montañas. Su estancia en Reino Unido le sirvió para conocer a Wendy, con la que se casaría en Mayo de 1962. Es admirable la ternura con la que un hombre de este calibre recuerda este momento, calficándolo el mismo como el evento más importante de su vida. Y en ese momento, recién casado y con un trabajo estable, la montaña volvió a llamarlo. Recibió una invitación para unirse a una expedición que partiría el siguiente otoño hacia el sur de Chile, en Sudamérica, para tratar de acometer el ascenso a la Torre Central del Paine. Inmediatamente su jefe le dijo que debía decidir entre su carrera profesional y su pasión por la montaña. Y decidió lo último, abandonando su trabajo en julio.

                  Aquel verano del 62 viajó de nuevo a los Alpes, dispuesto a realizar el primer ascenso británico a la Norte del Eiger. Todos los infructuosos intentos anteriores parecieron prepararlo para aquel momento. Consiguió cima junto a Ian Cloughtz. De la complejidad de esta cara del Eiger ya tuvimos oportunidad de hablar hace unos años en una entrada. Pero en el siguiente video de un reciente ascenso podréis contemplar, casi sin aderezos, su dificultad.

                  Y también os dejo, porque merece la pena verlo, la recreación que hicieron hace ya bastantes años en el programa Al Filo de lo Imposible de la trágica escalada a la Nordwand del Eiger de los aragoneses Alberto Rabadá y Ernesto Navarro. Los dos jóvenes murieron a escasos metros de la cumbre después de realizar un ascenso duro y trabajoso, con equipo antiguo y en pésimas condiciones meteorológicas. Excelentes escaladores de roca pero con pocos conocimientos de escalada en hielo, sufrieron lo indecible pero no se rindieron, hasta que ya no les quedaron fuerzas. Un documento extraordinario de una aventura trágica.

                 En octubre de 1962 finalmente Bonington viajó en compañía de su mujer hasta el sur de Chile, dispuesto a enfrentarse a la Torre Central del Paine, que coronaría junto a Whillams en enero de 1963. Las Torres del Paine son un pequeño y escarpado grupo granítico de singular belleza situado en el Parque Nacional Torres del Paine, en la Patagonia chilena. Aquí tuvieron oportunidad los británicos de enfrentarse por primera vez a los formidables vientos patagónicos. En el siguiente video unos chilenos sube a la Central del Paine por la via Bonington-Whillams.

                  Al retornar a Inglaterra en 1963, Bonington se estableció junto a su mujer en Lake District, una zona rural al noroeste de Inglaterra, y comenzó a escribir su primer libro: “He Elegido Escalar”. En este libro narraba su experiencia escalando la Norte del Eiger. Dedicó los veranos a realizar escaladas en los Alpes, entre las que destaca el primer ascenso en 1965 al Pilar a la Derecha de Brouillard, en la cara Sur del Montblanc. Pero fue en 1967 cuando obtuvo reconocimiento entre sus conciudadanos británicos ya que se planeo la escalada de la Aguja Old Man of Hoy, que tendría una gran cobertura de la BBC y por tanto gran repercusión mediática. El Old Man of Hoy es una aguja de arenisca roja, de 137 metros de altura, que emerge prácticamente del mar sobre una base de rocas ígneas basálticas. Está situado en la Isla de Hoy, en las Islas Orcadas, Escocia. Un equipo formado por Chris Bonington, Rustie Baillie y Tom Patey habían logrado escalar en tres días  la aguja un año antes. El 8-9 de julio de 1967 la BBC creó un programa especial que seguiría en vivo la escalada del pináculo. Bonington y Patey repetirían su ruta original, pero otros dos equipos de escaladores buscarían nuevas vías. A continuación tenéis el programa de la BBC, resumen de las distintas emisiones.

           A partir de aquel momento Chris inició su trabajo como reportero fotográfico, especializándose en cubrir expediciones de alta montaña o destinos sálvajes. El climax de su carrera periodística llegó en 1968 cuando acompañó a una expedición del ejército británico durante el primer descenso del Nilo Azul. En esta expedición fueron amenazados por cocodrilos, por impactantes rápidos e incluso fueron emboscados. Una vez más se dio cuenta de que su trabajo le estaba alejando de su verdadera pasión: las cumbres.

La Época de las Grandes Expediciones

Durante el otoño de 1968 Bonington comenzó a planear una expedición a los Himalayas que acometiera el ascenso de la cara sur del Anapurna. Hasta ese momento no se había intentado el ascenso de aquel enorme muro de más de 3000 metros, mezcla de hielo y roca. Aquella expedición, liderada por Bonington,  logró llevar a la cumbre a Dougal Haston y Don Willams un 27 de mayo de 1970. Desgraciadamente su compañero de cordada, Ian Clough, perdió la vida durante un desprendimiento de seracs hacia el final de la expedición. La siguiente película recoge aquella expedición.

               El siguiente paso lógico después del éxito de la Sur del Anapurna era tratar de alcanzar la cima del Everest por su cara Suroeste. Bonington lo intentó en 1972, pero los salvajes vientos del otoño y el invierno impidieron que hiciera cumbre. Debido a que las autoridades nepalesas solo permitían una expedición a la vez no pudo realizar más intentos ya que la cola de expediciones lo postergaba hasta 1985. Así que se decidió por otras cumbres.

                En 1973 realizó el primer ascenso al Brammah (6411 metros) junto a Nick Estcourt y en 1974 atacó el Changabang (6864 metros) junto a Doug Scott, Dougal Haston, Martin Boisen, Balwant Shandu y Tachei Sherpa.

               Pero en 1975 se presentó otra oportunidad para intentar la cara Suroeste del Everest, para lo que Bonington reunió a un equipo basado en el que había logrado los éxitos en la Sur del Anapurna. El éxito más significativo fue la superación de la banda de roca situada a 8200 metros, concluyendo en la cumbre de  Dougal Haston y Dough Scott el 24 de septiembre. Desgraciadamente durante esta expedición Mick Burke desapareció y su cadáver nunca fue hallado.

La Epopeya del Ogro

             En 1977 Bonington y Scott prepararon el primer ascenso al Baintha Brakk ( 7285 metros), terrible pico conocido en occidente como El Ogro y situado en Pakistán. Sin embargo, la expedición del británico no pasó a la fama por ser la primera que hollaba la cumbre, sino por ser un extraordinario ejemplo de resistencia humana y supervivencia en altitud. Cuando comenzaban en primer rapel de descenso Scott se partió ambas piernas, que unido a una neumonía y una rotura de dos costillas de Bonington, los dejó en un estado lamentable. Por si fuera poco, al estar ya en la parte final de la expedición los alimentos y los suministros prácticamente se habían agotado. Como pudieron, unas veces porteando Bonington a Scott, otras simplemente arrastrándose, lograron descender hasta el campo base en medio de una fuerte tormenta. Cuando lograron llegar descubrieron que no había allí nadie, dado que sus otros compañeros de expedición los habían dado por muertos y se habían marchado, por lo que aun tuvieron que pasar varios días hasta que pudieron encontrar ayuda. Y sin embargo  el ascenso es en si mismo algo extraordinario. El ogro, un enorme pináculo de roca y hielo ha podido ser escalado en poquísimas ocasiones. A continuación os dejo un video sobre una nueva vía abierta por unos escaladores norteamericanos que bien les valió la nominación para el Piolet de Oro 2013. En sus imágenes podréis comprobar la verticalidad de esta montaña.

                 En 1978 organizó otra expedición para tratar de acometer el ascenso a la Cresta Oeste del K2, pero la expedición terminó dramáticamente debido a la muerte por avalancha de su amigo Nick Estcourt. Poco a poco todos sus compañeros de cordada iban quedándose en las cumbres, para siempre.

                Durante un par de años permaneció alejado de las cumbres, escribiendo su libro “En Busca de Aventura“, pero en 1980 el gobierno chino abrió algunas de sus montañas para que fueran escaladas por montañeros occidentales. Después de un reconocimiento previo se organizó una expedición que finalmente alcanzaría la cumbre por vez primera en una aislada montaña en el remoto Xingiang Occidental: El Monte Kongur (7719 metros). La cumbre la hicieron Peter Boardman, Joe Tasker, Alan Rouse y el propio Bonington.

               En 1982 Bonington junto a parte del equipo que había alcanzado el Kongur, trato de alcanzar la Cresta Noreste del Everest sin oxígeno. Uno de sus compañeros, Dick Renshaw, tuvo que abandonar debido a que el doctor le detecto un leve derrame cerebral. Bonington intentó hacer cumbre junto a Boardman y Tasker, pero pronto vió que no podía seguir el ritmo de sus compañeros por lo que tendría que hacer el ascenso en solitario. Chris vio como Boardman y Tasker simplemente desaparecían cerca de la cresta, acabando con la buena sintonía de lo que el británico describió como la expedición más alegre de su vida. Pero no se rindió y continuó en solitario hasta hacer cumbre.

                En 1983 Bonington realizó el primer ascenso a la cima Oeste del Shivling, una montaña de 6501 metros situada en la India. La subieron en estilo alpino, empleando 5 días para subir y bajar. A continuación podréis ver un video de una reciente ascensión a esta montaña.

             Unas semanas  después de conseguir esta cima se unió al millonario Frank Wells para realizar el primer ascenso en solitario al Monte Vinson (4897 metros), en la Antártida.

              En 1985 alcanzó la ansiada cima del Everest, el techo del mundo, a través de su Collado Sur. Esta cima, quizás la más esperada por Bonington, puso fin a su vida como montañero extremo, dedicándose a partir de ese momento a pruebas menos desafiantes, acompañado incluso por su familia. El ascenso al Kilimanjaro, sin ninguna dificultad técnica pero  en compañía de los suyos, le resultó tanto o más placentera que los grandes desafíos que había asumido.

             Cómo hemos podido ver la vida de Bonington ha sido simplemente alucinante. ¿Cuantos de nosotros no nos daríamos con un canto en los dientes por hacer uno solo de sus ascensos, por la vía más fácil? Bonington acabó la charla con la misma humildad con la que la había empezando, diciendo que el no era nadie para decir lo que estaba bien o mal en montaña. Y a todos nosotros nos dejó con la boca abierta, alucinados ante una auténtica leyenda viva del alpinismo internacional.


                 En una colina solitaria, a casi 3200 metros de altitud entre el Tosal del Cartujo y los escarpados Tajos de la Virgen, se levantan unos muros grises, humildes, triste recuerdo de otros tiempos montañeros. Se trata del refugio de Elorrieta, situado en un lugar azotado por los fuertes vientos y las nieves de invierno, un bastión montañero abandonado y maltrecho pero que aun ofrece el cálido abrazo de sus muros cuando se cierne la tormenta. Y está triste. Solo a su suerte y abandonado por las instituciones después de ochenta años de servicio y salvaguarda montañera.

               El refugio de Elorrieta está en peligro por la inexistente gestión institucional a la que se ha visto sometido y por la amenaza soterrada de derribo que le sobrevuela. Porque, naturalmente, para un político encorsetado enterrar debajo de la alfombra del olvido los errores de su gestión es más eficiente que tratar de poner los medios para reparar el problema. Pero afortunadamente la comunidad montañera granadina se ha puesto en marcha y defenderá a toda costa esas viejas piedras a las que tanto agradecimiento le debe.

               Este refugio fue construido entre los años 1931 y 1933 como parte de las instalacionesrefugio-de-elorrieta antiguo dedicadas a los esfuerzos de repoblación en el Valle de Lanjarón que fueron impulsados por el Director General de Montes don Octavio Elorrieta Artaza, del que heredó el nombre. Por aquella época las fuertes lluvias estaban provocando importantes problemas en la pendiente del Río Lanjarón. Las aguas del deshielo también contribuían  a provocar corrimientos de tierras que castigaban duramente los cortijos del valle. Hacia el año 1929 se inició una intensa repoblación hasta las más altas cumbres que tras tres años de esfuerzo no vieron resultados positivos debido a la dureza de la tierra y lo extremo de la climatología. Para facilitar este proyecto se construyeron varios refugios, el más alto de los cuales (3197 m.) fue el de Elorrieta. Junto a estos refugios se establecieron viveros cuidados por guardas forestales. Originalmente el refugio estaba muy bien dotado, con instalación eléctrica para su iluminación, calefacción y agua corriente. El tiempo, las inclemencias y el mal uso lo fueron deteriorando hasta que en 1961 fue cedido a la Federación Andaluza de Montaña. La Federación realizó trabajos de restauración que consiguieron eliminar el estado de ruina, creando para el mundo de la montaña un refugio acogedor muy cercano a las cumbres,  dotado de tres dormitorios con literas y una sala de estar con chimenea. Las obras terminaron en 1963 e inicialmente el uso se regulaba con una entrega de llaves y el pago de la pernocta a la federación.

            Desde aquel momento el refugio, amplio, con una curiosísima estructura subterránea, fue utilizado hasta que el tiempo hiciera que sus enseres, ventanas y puertas se deterioraran. Las intensas nevadas a esa altitud fueron reventando ventanas y haciendo que auténticas lenguas de nieve penetraran hasta su interior, año tras año, estropeando y haciendo inoperativas el interior de sus instalaciones.

                 Sin embargo el montañero es un ser espartano. No necesitamos demasiado y agradecemos unos fuertes muros cuando sopla la ventisca. Aun en un estado pésimo, sus paredes ofrecen refugio en caso de necesidad. En el siguiente vídeo, filmado por la gente de Alta Cota, podemos ver el estado de este refugio durante la temporada invernal de 2013. Es triste, pero sigue siendo una mano amiga para el montañero.

                           Afortunadamente la comunidad montañera, coordinada por la Plataforma Acción Sierra Nevada, se ha puesto en alerta advertida por gran peligro que corre este refugio. Y no es para menos. Su posición en altura, a medio camino entre el refugio de la Carihuela y el Pico del Caballo, asegura una zona que queda realmente aislada durante la temporada invernal. La vida de los montañeros podría estar un poco más en peligro si este refugio es eliminado. Pero al margen de las obvias razones de seguridad, la comunidad montañera apunta a otras razones por las cuales estas instalaciones deben ser conservadas.

  1. Es el recuerdo vivo de los primeros intentos de reorganización de los recursos forestales andaluces.
  2. Es uno de los 5 refugios construidos en la alta montaña andaluza durante la 2ª República Española.
  3. Su arquitectura, plenamente integrada con el entorno, representa un modelo de sostenibilidad constructiva digno de respetar y copiar.
  4. Su estructura aun se encuentra en buen estado, lo que permite una rehabilitación no demasiado costosa.

Por todas estas razones la Plataforma Acción Sierra Nevada ha lanzado una campaña de recogida de firmas en Change.org con las que quiere solicitar a la Junta de Andalucía que el refugio de Elorrieta sea incluido en el Patrimonio Histórico de Andalucía, pidiendo igualmente que se tomen medidas de protección cautelares y que se proceda a su rehabilitación.

           Desde aquí quiero pediros por favor que apoyéis esta iniciativa. Si no tenéis cuenta en Change.org podréis crearla de forma fácil y segura. El enlace para firmar es el siguiente:

<< Firmar aquí >>

           Si sois montañeros y recorréis las altas cumbres del macizo de Sierra Nevada puede que en algún momento necesitéis la protección de estos muros. Y si no sois vosotros quizás sea un amigo o un ser querido el que lo necesite.


                El pasado 2013 nacía en Granada el Club de BuceoLOgo CUB fondo Transparente Pequeño Universitario. Se trata de un proyecto al que hemos querido unirnos de aquí y que pretende fomentar el buceo deportivo como una herramienta con la que conocer y proteger nuestros fondos marinos.

                    El CUB nace como una organización abierta en la que reunir a un colectivo de buceadores desde la cual se pueda facilitar la realización de inmersiones en nuestra costa, continuar con la formación como buceador mediante cursos y llevar a la práctica viajes  en las que disfrutar del buen ambiente de una agrupación de este tipo. Uno de los principales problemas de los buceadores es el encontrarse solos, sin compañeros de inmersión que garanticen la seguridad de la actividad. Un colectivo como el CUB Granada garantiza que siempre haya oportunidades de buceo para todos. Por que en CUB Granada todo es gratis. Los compañeros que ejercen de guía no cobran, ni los instructores que imparten cursos. La fuerza del grupo se utiliza para negociar precios inmejorables cuando se realizan salidas al exterior o viajes. Son todos compañeros, no hay clientes.

                           Detrás del nacimiento de esta organización, actualmente presidida por Luis Morales Fernández,  hay antiguos buzos, muchos de ellos miembros del  Club Universitario de Actividades Subacuáticas (CUGAS), una asociación que por diferentes motivos dejó recientemente de realizar actividades. Uno de ellos, y quizás el más activo, no es otro que Juan Diego López-Arquillo, actual secretario del CUB,  Instructor PADI y auténtico especialista del buceo nocturno.  Juan de Dios (“Juandi”) es además Técnico de Campo de Buceo Científico (obtenido en el Centro de Actividades e Investigación Subacuática, CAIS, de Madrid) y actualmente actúa como coordinador del Diploma de Especialista de Buceo Comercial, Deportivo y Científico que está preparando la Universidad de Granada. Como culo inquieto que es, y no contento con eso, ahora también está terminando de ultimar un par de libros, uno de ellos dedicado a los fondos submarinos de nuestra costa, que tendremos ocasión de comentar en este blog, Creo oportuno que sea él mismo quien nos hable brevemente de esta  propuesta.

Del Monte a la Mar (MM) -¿Cómo surge la idea de fundar el CUB Granada?

Juan Diego López-Arquillo (JDL) El CUB surge como una continuación lógica del CUGAS, el Club Universidad de Granada de Actividades Subacuáticas, fundado en 2001 por profesores y alumnos de biología marina, y que funcionó durante diez años en la Facultad de Ciencias.  Aquel CUGAS funcionaba como los antiguos clubes de buceo, aunque estaba enfocado hacia la Facultad de Ciencias Biológicas, de hecho, era casi desconocido en el ámbito universitario. Funcionaba como aquellos clubes de buceo de los años 90, en los que el club poseía equipos de buceo, un pequeño compresor, una lancha….y entre todos se responsabilizaban del mantenimiento y la organización de salidas. 

Esto, que puede parecer una buena idea, hacía aguas por bastantes sitios: Estaba muy cerrado a la facultad de Ciencias y había excesiva rotación de miembros, estaban un año, hacían su curso bien barato y se iban. Había cuota de entrada y de renovación anual. Además, el club tenia equipos propios que la gente no cuidaba…al final, la falta de implicación lo hizo desaparecer. Los cursos salían baratos, y había equipos que salían también baratos para alquilar, pero eran engorrosos en horarios de coger y devolver…en fin, casi todo problemas. Además, los que íbamos a echar una mano nos dábamos una buena mano de trabajar sacando a los estudiantes y la mayoría de las veces no daban ni las gracias. Desde que falleció la doctora Amelia Ocaña, una de las fundadoras, el Club perdió enteros….hasta que se acabó.
Con esta idea pero sin las incomodidades (que le quitaban a la gente las ganas de bucear) fundamos varios de antiguos socios de aquel Club el CUB, para la comunidad universitaria al completo –estudiantes y egresados-, para promover el disfrute del buceo tanto dentro como fuera de la comunidad universitaria de Granada, y fomentar el conocimiento del medio y la protección del entorno submarino. ¿Qué hacemos? Muy sencillo: Sobre todo, funcionamos como plataforma de organización de salidas de buceo al menos un par de veces al mes. Las inmersiones son totalmente gratis, cada uno trae su equipo y buceamos por libre. Para la recarga de botellas y alquiler de piezas de equipo que faltan nos echa una buena mano el Centro de Buceo Openwater de La Herradura.
MM – ¿Quien puede pertenecer a este club?
JDM – Está abierto a todo aquel que bucee o que quiera interesarse por el buceo, con las restricciones normales del buceo.
MM – ¿Es necesario tener un nivel avanzado de buceo para pertenecer a él?
JDM – No, en absoluto, por lo comentado antes. Desde niveles iniciales hasta divemaster, todo el mundo es bienvenido; aunque lógicamente las inmersiones que elegimos para hacer los fines de semana están condicionadas por el nivel de la gente que acude a bucear.
MM – ¿Que tipos de actividades tenéis pensado realizar o potenciar?
JDM – Pues aunque somos un Club muy joven, tenemos un especial énfasis en aquellas actividades que, además de hacer disfrutar el buceo a nuestros amigos, supongan una concienciación sobre la necesidad de bucear con seguridad, y de cuidar nuestros mares y océanos. En ese aspecto, estamos asociados a  EXTRASUB, una asociación para fomentar la seguridad en el buceo, y al PROJECT AWARE de PADI, de concienciación ambiental.
Para disfrutar del buceo, tenemos planeado un viaje de fin de semana a Calabardina, a bucear en esos pecios fantásticos, y a un día de buceo en las Lagunas de Ruidera, que también merecen la pena en su visita.
* * * * * *
Grupo CUB           Cualquier iniciativa que fomente el conocimiento y defensa de nuestro dañado medio natural, basada en el trabajo en equipo y solidario, nos parece digna de apoyo. El CUB granada nace con la intención de facilitar el acceso al mar dentro del espíritu de compañerismo que caracteriza al buceo. Y nosotros estaremos allí para narrar sus aventuras y experiencias. De momento los interesados en uniros a este proyecto podeis poneros en contacto con el CUB Granada en cubgranada@gmail.es.